Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 21 de septiembre, 2020 Alimentación comentarios Bookmark and Share
< Volver

Un 65,9% de los celiacos evalúa por debajo de un 6 el nivel de seguridad que ofrecen los restaurantes a las personas con celiaquía, según el I Estudio de Hábitos de las Personas con Celiaquía en Vacaciones que ha realizado la empresa Celi&Go Libertad Sin Gluten

Los datos del Estudio de Hábitos de las Personas con Celiaquía en Vacaciones que ha realizado la empresa Celi&Gofabricantes de productos para cocinar específicos para personas con celiaquía, intolerancias alimentarias y/o alergias, vienen a demostrar que todavía hay trabajo que hacer en la oferta de restauración para ese colectivo.

 “Sabemos que las personas con celiaquía, cuando viajan, necesitan planificar mucho ese viaje, saber que el lugar en el que se alojan les va a ofrecer opciones seguras, saber que en la zona hay restaurantes y obradores que saben trabajar con todas las medidas de seguridad, saber que si van a un apartamento podrán cocinar evitando la contaminación cruzada. Y queríamos saber qué ocurre en la práctica, palpar la situación real en España”, explica Víctor Oliva Martín, CEO de Celi&Go Libertad Sin Gluten.  

Para la realización del análisis se ha entrevistado a un total de 1.081 personas con celiaquía, de entre los cuales un 65,9% evalúa por debajo de un 6 el nivel de seguridad que ofrecen los restaurantes a las personas con celiaquía y solo un 0,7% considera que la seguridad que ofrecen los restaurantes en España a las personas con celiaquía es "total".

Destacan los responsables del estudio que un 41,4% de los celiacos escogen su destino vacacional en función de las opciones sin gluten seguras que ofrezca el mismo. “Este dato es muy interesante, porque nos indica que la celiaquía condiciona la vida social de estas personas y son casi la mitad de los participantes en la encuesta”, señala el CEO. 

En cuanto a la elección del alojamiento, cuando se trata de apartamentos vacacionales, el 96,5% de los celiacos aseguran que su apartamento vacacional no contaba con los utensilios que se recomiendan para trabajar sin gluten. 

“Para evitar en todo caso la contaminación cruzada los celiacos necesitan una tostadora exclusiva sin gluten, o una de nuestras bolsas protectoras; deben tener también cuidado con el horno porque puede haber restos de gluten, así como con las tablas de cortar y utensilios de madera donde puede haber restos de gluten”, señala Oliva. 

Según los datos del estudio, un 26,4% de los celiacos afirman haberse contaminado durante las vacaciones, y un 31,8% no están seguros de si se han o no contaminado. 

Dentro del grupo de los que sí han sufrido una reacción por contaminación cruzada, el 27,1% no ha sabido identificar el origen de la misma, mientras que un 22,4% asegura que se contaminó en un establecimiento de hostelería.

Más restauración sin gluten 

“Percibimos que cada vez hay más interés por parte de los profesionales de la hostelería en ofrecer opciones sin gluten seguras, pero aún queda mucho camino por recorrer y así lo perciben las personas celiacas que han participado en el estudio”, señala el CEO de Celi&Go Libertad Sin Gluten. 

Y es que el  66,4% evalúan por también por debajo del 6 el acceso a la información sobre la restauración sin gluten segura. “Es fundamental que el sector hostelero se conciencie no solo con las personas con celiaquía, hay muchas otras personas con restricciones a la hora de comer, intolerancias y alergias alimentarias, y una parte fundamental de ofrecer un servicio seguro a este colectivo es evitar la contaminación cruzada”. 

Aun así, solo un 9,5% de los celiacos participantes no acuden a restaurantes en vacaciones. 

 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus