Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 15 de noviembre, 2019 Restauración comentarios Bookmark and Share
< Volver

Expertos en servicios delivery y take away han participado en la presentación del I Estudio EAT2GO sobre este negocio, desarrollado por Ifema y dirigido por Beatriz Romanos, de TechFood Magazine.

El primer día de la feria Eat2Go en Ifema fue el marco de presentación del primer estudio acerca de los retos en el negocio delivery/take away, cuyas conclusiones desgranó la responsable del informe, Beatriz Romanos (TechFood Magazine), que básicamente se resumen en cinco:  búsqueda de la rentabilidad, transformación del modelo de negocio, evolución del sector, regulación del mercado y el cliente como centro del modelo de negocio.

Para la elaboración de este estudio se ha contado con la participación de 42 profesionales de diferentes disciplinas relacionadas con el mundo del delivery. Los expertos creen que hay cuatro escenarios que se deben abordar desde diferentes perspectivas.

Según el informe, el modelo más probable es el Canibalismo Low Cost, en el que el mercado estaría muy concentrado, aunque también el menos deseado; mientras que el Mixed Stage se caracteriza por estar centrado en la optimización operativa y logística, dominado por grandes operadores y con gran protagonismo de las denominadas dark kitchens.

Por su parte, el escenario Customer Centric, enfocado en la búsqueda del cliente a través de la tecnología y volcado en el control de la demanda a través del big data, es considerado el modelo más conveniente.

Finalmente, el modelo Ecofriendly también está centrado en el consumidor, pero más concienciado con cuestiones de sostenilidad social y ambiental. Se preocupa por el envase, el transporte, las condiciones laborales de los trabajadores…

Claves para el futuro del delivery

El I Estudio EAT2GO identifica 10 claves para futuro del delivery. En primer lugar, Beatriz Romanos hizo mención del objetvo de "lograr la rentabilidad y la sostenibilidad del negocio" como máxima prioridad. En este objetivo, "será clave la tecnología como herramienta para lograr eficiencias, pero también para conocer y controlar la demanda; lo que llevará hacia modelos de negocio mixtos restauración-hostelería".

La rentabilidad llegará por la eficiencia de costes, aunque el consumidor debería asumir una mayor parte del coste real del servicio. "Los cambios de hábitos y la digitalización se han normalizado en otros sectores, como el textil, en el que se paga cuando se hace una compra online. El escenario ideal es aquel en el que el cliente está dispuesto a pagar por ese servicio", afirma Paula Nevado, secretaria general de Marcas de Restauración.

A lo que el director general de Deliveroo en España añade que “"os clientes se han malacostumbrado. En Deliveroo, por ejemplo, no nos gustan las promociones, creemos que es pan para hoy y hambre para mañana, y acostumbras al cliente a que ese servicio no tiene valor, no aprecian que les están llevando la comida lista para comer a donde quieran en 30 minutos".

Por su parte, para Patrick Bergareche, director general de Just Eat, “la competencia hace que en el momento en el que un jugador ofrece descuentos, pone al resto en una situación complicada”. Y añade una variable más a la ecuación, en esta ocasión el factor tecnológico: “sería interesante utilizar la inteligencia artificial para diseñar costes de delivery flexibles dependiendo de la distancia, la meteorología, día de la semana… En JustEat estamos trabajando en una tecnología que permite fluctuar esos niveles, sin olvidar que en España el cliente es muy sensible al precio, por eso hay que hacerlo sin matar a la demanda”.

La innovación constante, la búsqueda del equilibrio entre todos los actores, la importancia de las marcas y el  camino hacia la automatización y la robotización, son otras de las claves de futuro de este negocio.

¿Cómo son los clientes de delivery?

El estudio ha identificado tres tipologías de cliente: el tradicional, que utiliza asocia el delivery al fast food,  poco dispuesto a asumir un coste adicional; el consumidor moderno, que busca experiencias y utiliza la tecnología para compartirlas; y el cosmopolita digital, usuario habitual del delivery, que asume la tecnología como herramienta clave para solucionar a sus necesidades cotidianas y como símbolo de status.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus