por InfoHoreca 2 de mayo, 2019 Alimentación comentarios Bookmark and Share
< Volver

Una historia que comienza en 1919 cuando surgió una idea que ha dado paso a la creación de una multinacional de más de 900 empleados, capaz de inventar desde los suelos antideslizantes en 1947 hasta el desarrollo del primer sistema integrado de suelo antideslizante y revestimiento higiénico de paredes del mundo en 1982.

Richard Kahn, director general de Altro, forma parte de la tercera generación en liderar esta empresa familiar con sede en Hertfordshire y que hoy tiene oficinas en Europa, América y Asia Pacífico. “Una innovación exitosa podría ser suerte pero el éxito continuado necesita un poco de ayuda”, afirma Kahn.

El primer suelo antideslizante de Altro se instaló en 1950 en un salón de una iglesia en Nottingham. Sorprendentemente, ese mismo suelo permanece todavía instalado y, cuando se comprobó por última vez, su valor en la prueba del péndulo era PTV≥40, lo que significa que su elevada resistencia al deslizamiento ha mantenido a los usuarios seguros durante casi 70 años.

Desde entonces hemos continuado siendo pioneros con la creación en 2009 de Altro XpressLay, el primer suelo antideslizante autoportante del mundo para instalarse sin adhesivos, el primer piso de seguridad de imitación a madera o Altro Aquarius, el primer suelo antideslizante exclusivo para uso con o sin calzado lanzado en 2012.

El 2018 se convirtió para nosotros en un año clave, gracias al lanzamiento de nuestro nuevo suelo modular de LVT Altro Ensemble. Un modelo inspirado en la Bauhaus creada por Walter Gropius en Weimar (Alemania) en 1919 y que por tanto celebra también su primer centenario. Al igual que la Bauhaus, todos los productos de Altro están desarrollados bajo el principio “la forma sigue a la función”, donde la prioridad es crear un producto funcional, y que, posteriormente, resulte atractivo.

Por su parte, el equipo de Altro es consciente de la importancia que tiene hablar, escuchar y trabajar codo con codo con sus clientes, conviertiéndoles en la clave para mantener el éxito de la empresa. Incorporando su opinion, la empresa ha podido ser atrevida y valiente, explorar nuevas funcionalidades y diseños sin perder la perspectiva de que sus desarrollos son respuesta a las necesidades demandadas por sus clientes.

“Si bien el mundo en 1919 no podía ser más distinto que el actual, la pasión de Altro por adoptar y desarrollar nuevas tecnologías y formas de trabajo en colaboración con sus clientes continúa siendo la misma que entonces. Si a eso le sumamos que continúa siendo un negocio familiar de tercera generación, con valores familiares, queda claro por qué Altro continúa hoy aquí, conmemorando su primer centenario” asegura Richard Kahn.

 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus