por InfoHoreca 5 de abril, 2017 Delicatessen comentarios Bookmark and Share
< Volver

El queso suizo Appenzeller se elabora con leche cruda de vacas alimentadas en plena naturaleza en el cantón de Appenzell, o como muchos lo llaman: Appenzellerland, un paisaje idílico entre los Alpes y el lago de Constanza situado al noroeste de Suiza. Quesos de Suiza llevará la nueva variedad Extra en el Salón de Gourmets.

Este año, en el Salón de Gourmets 2017, Quesos de Suiza presenta la variedad Appenzeller Extra, uno de los quesos más apreciados por los amantes queseros.

Los asistentes al la feria podrán degusta ,esta especialidad exclusiva está garantizada gracias a un almacenamiento de seis meses y el cuidado con la misteriosa salmuera de hierbas que le confiere a este queso el sabor intenso y el fuerte aroma que lo caracteriza, que se debe a un intensivo cuidado durante seis meses.

El queso Appenzeller Extra se comercializa con una etiqueta negra-dorada.

El secreto del queso Appenzeller

Durante los meses de maduración, las ruedas de Appenzeller (6,7 kg aprox. cada una) se frotan regularmente con el famoso “sulz”, una salmuera especial compuesta por más de 25 hierbas, raíces, hojas, pétalos, semillas y cortezas.

Esta mezcla, se guarda bajo llave y únicamente la conocen dos especialistas de la Destilería Emil Ebneter & Co., donde se produce y se distribuye a los maestros de las queserías en las que se elabora el Appenzeller.

Años atrás, cada quesería elaboraba su propia mezcla hasta 1960, cuando todos los queseros llegaron al acuerdo de utilizar la misma receta.

La leche cruda que se utiliza para la elaboración del queso Appenzeller nunca procede de ganado alimentado con ensilados, sino que las vacas comen pastos, heno y hierbas directamente de los prados por donde pastorean libremente. Además, se trata de un queso apto para intolerantes a la lactosa y el gluten.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus