Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 1 de febrero, 2021 Gastronomía comentarios Bookmark and Share
< Volver

El planteamiendo de la empresa de productos gourmet Santa Teresa hacia la sostenibilidad y la producción "más sostenible" sirve de ejemplo de la transición alimentaria hacia el consumo responsable. 

La empresa de alimentación radicada en Ávila,  Santa Teresa  lleva a cabo un plan de acción hacia la transición alimentaria basado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030; en particular en tres pilares fundamentales: Salud y Bienestar (ODS 3), Producción y Consumo responsables (ODS 12).

Para su implementación se ha creado un comité para tal fin, con un programa que se concreta en:

  • Productos Bienestar,
  • Envases más sostenibles,
  • Estrategia Clima,
  • Responsabilidad Local - Km 0 y
  • Reducción de residuos.

Acciones de Santa Teresa hacia la transición alimentaria

En línea con el eje del bienestar de los consumidores, la marca elabora todos sus productos a partir de las materias primas naturales y frescas, con referencias mayoritariamente vegetales que conforman la base de "una experiencia gastronómica equilibrada, saludable y, por supuesto, rica, plena de sabor", defienden. En los próximos años prevén incorporar a su porfolio nuevos desarrollos veggies y bio. 

En cuanto a la sostenibilidad de envases, en el último año se ha trabajado por eliminar el plásticficado en el 75% de sus estuches de cartón así como la totalidad de los plásticos de un solo uso. Actualmente trabajan en la búsqueda e incorporación progresiva de materiales vegetales y compostables, que les permitan evolucionar hacia la eficiencia de reciclabilidad y eficiencia energética.

A nivel de producción y en línea con esa eficiencia, se han instalado paneles solares en su fábrica de Ávila ha supuesto logrnado reducir su emisión de CO2 en más de 42.000 kg anuales, "equivalente a la plantación de unos 3.000 árboles cada año", explican. El siguiente paso en su estrategia a favor del clima gira en torno a la reducción de la huella hídrica.

Por último, dentro de su plan de responsabilidad local, potencia una gestión de Km 0 con la apuesta por la agricultura local y la compra de materias primas de proximidad que contribuyen a la reducción de emisiones de CO2, y el compromiso en la reducción y valorización de los residuos alimentarios cierran el conjunto de acciones sobre las que la compañía establece sus objetivos en esta materia para los próximos años.

 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus