Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 3 de julio, 2020 Restauración comentarios Bookmark and Share
< Volver

El caso del restaurante familiar Mejor Sabrá sirve para ilustrar cómo los pequeños negocios pueden adaptarse a la nueva normalidad y retomar lo más pronto posible su actividad. Su responsable, Óscar Álvaro, nos explica cómo ha logrado replantear su forma de trabajo para dar respuesta a las nuevas necesidades de consumo. 

El restaurante familiar Mejor Sabrá (en Madrid) que ha tenido que reinventarse casi prácticamente incluidos proveedores, carta, tamaño de las raciones, empezar con el delivery…

Óscar Álvaro, chef y dueño del establecimiento, explica que el primer paso dado para adecuarse a las circunstancias ha sido la localización de proveedores que cumplieran las necesidades de su servicio durante la cuarentena. 

Hecho esto, la modificación de la carta era el siguiente factor determinante. En el caso de Mejor Sabrá, se ha optado por centrar la oferta en los platos más populares. Así mismo, se decidió aumentar las raciones "dado que sus clientes ya no eran las personas de oficinas y el hospital cercano sino familias enteras", explica el cocinero. 

A través de la aplicación MyEdenred de Edenred, otra de los servicios que han introducido en estos meses ha sido el delivery, que se suma a su oferta take away. 

Con todos estos cambios, el negocio ha logrardo abrir después de un mes y pico cerrados. "No hemos tenido que esperar a septiembre, como están haciendo muchos compañeros.  La incertidumbre, la falta de espacio o capacidad para tener y atender una terraza está haciendo que muchos restaurantes y bares retrasen su apertura", se lamenta el dueño del establecimiento.

En cuanto a la respuesta de sus clientes, estos " han apreciado la posibilidad de utilizar la web para hacer pedidos, MyEdenred y poder volver a disfrutar de sus platos favoritos que echaban de menos, además en tamaño más grande", se felicita. 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus