Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 20 de julio, 2021 Nuevas tecnologías comentarios Bookmark and Share
< Volver

Sergio Osona Yuste, General Manager Spain & Portugal en Deliverect.

El último año ha servido para consolidar un cambio de paradigma en el sector de la hostelería. El delivery y los servicios take away no son en absoluto negocios recientes, sino canales de venta que llevan años creciendo de forma exponencial y que se han visto acelerados por las restricciones derivadas de la Covid-19. Los pedidos de comida a domicilio y take away, que se han convertido en un pilar fundamental para los restaurantes en todo el mundo (con un 60% de crecimiento en España, según datos de Kantar) han ayudado a paliar las grandes pérdidas del sector.

Los principales actores del sector ya habían abrazado la digitalización y este nuevo modelo de negocio desde hace años. Pero la pandemia ha puesto en jaque a otro tipo de negocio, el pequeño restaurante, que ha demostrado una enorme resiliencia al hacer frente a un proceso de digitalización acelerado. Han entrado de lleno en el mundo de las plataformas de delivery, un canal que expone su marca a un gran número de clientes que ya navegan por estas aplicaciones con regularidad.

Delivery y take away, un canal de ventas adicional

Cuando hayamos superado la pandemia y volvamos a la "antigua normalidad”, es muy probable que algunos de los nuevos hábitos que hemos adquirido se mantengan, entre los que se encuentran los pedidos de comida a domicilio. Los consumidores actuales buscan ante todo conveniencia, una prioridad que seguirá imponiéndose en el futuro. Al ofrecer delivery y take away los establecimientos no sólo ofertan al consumidor esta, sino que generan un canal de ventas adicional que complementará al modelo de negocio más tradicional.

Otro factor a tener en cuenta es el nuevo modelo de consumidor que ha surgido durante los últimos meses. Un cliente con necesidades particulares y con un ritmo de vida acelerado, cada vez más exigente. Entre las características que más demanda dicho cliente, se encuentra el cuidado del medioambiente: el 93% de los usuarios declara que les gustaría que las apps de reparto a domicilio o restaurantes con este servicio ofreciesen la opción de elegir envases de máxima reciclabilidad, según un informe del Instituto IO Sondea de Investigación de Mercados. Asimismo, la apertura de varios negocios al delivery ha puesto al alcance de los consumidores un sinfín de opciones: desde platos de autor hasta nuevas tendencias gastronómicas a domicilio como el poké, la comida saludable, la vegana o los “brunchs” y desayunos.

Según Just Eat, en 2010 la comida más demandada fue la china, mientras que, en el último año, la más popular es la italiana. En el caso de los platos más pedidos, el primer año fue el rollito de primavera, mientras que en la actualidad es la pizza barbacoa. Además, este nuevo usuario tiene la necesidad de rastrear pedidos instantáneamente, lo que ha llevado a las plataformas y webs de pedidos online a invertir en tecnologías de localización más avanzadas para mantener actualizados a sus clientes.

No solo las exigencias del usuario nos invitan a optimizar nuestras operaciones. Ya sea bien porque el restaurante gestione íntegramente sus los pedidos online o porque lo haga con ayuda de alguna de las plataformas más populares, la gestión de este nuevo canal de venta exigirá una apuesta por la tecnología importante para hacerlo rentable. En definitiva, el negocio online es, y continuarán siendo, uno de los grandes impulsores de las ventas de los restaurantes.

La tecnología de pedidos a través de los móviles se convertirá en un pilar fundamental del negocio. Los restaurantes tendrán que asimilar como norma los pedidos online, ya sea a través de sus propias aplicaciones o página web o con terceros como Uber Eats, Deliveroo, Glovo, Just Eat, etc. Un nuevo modelo que ofrece muchas oportunidades de crecimiento, pero que supone algunos retos para el negocio, como puede ser un exceso de flujo de pedidos o el control de los menús y el stock.

Es precisamente en la resolución de estos retos donde entra en juego un software como Deliverect, mediante integración via API para hacer que el TPV y las plataformas de delivery se integren perfectamente, y así, al eliminar la necesidad de ingresar cada pedido manualmente, los restaurantes pueden reducir significativamente los tiempos de entrega, proporcionando a los clientes un aumento del 25% de media en ingresos, una disminución de errores del 80% y una mejora del 48% en los tiempos de entrega de los pedidos. Una de nuestras principales ventajas es permitir a cualquier restaurante por pequeño que sea disponer de la misma tecnología que grandes referentes a un precio extremadamente asequible. Además, permite la administración centralizada, lo que hace posible que los restaurantes ajusten y publiquen menús en múltiples plataformas y ubicaciones con facilidad.

Teniendo en cuenta que el 24% de los ingresos durante la pandemia de los establecimientos españoles provienen de los pedidos a domicilio, según un estudio elaborado por American Express, adaptarse a estos nuevos hábitos de consumo es de vital importancia para los restaurantes. En la actualidad, para cualquier negocio de hostelería gestionar de manera eficiente todos los canales de delivery, de manera fácil y asequible, se convierte en una necesidad. La digitalización está siendo fundamental para ser rentable en un sector altamente competitivo como el de la hostelería, y Deliverect les ofrece una herramienta práctica, fácil de utilizar y que les permite ahorrar costes. El delivery y el take away son un tren que ningún negocio debería dejar pasar.


Noticias relacionadas

comments powered by Disqus