Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 7 de diciembre, 2020 Postres y dulces comentarios Bookmark and Share
< Volver

A partir del AOVE producido en el Trujal de Moreda (Álava) con la varidad autóctona Arroniz, el obrador Bizkarra ha creado estas trufas excepcionales que se suman al catálogo de la empresa familiar. 

Del olivo a la mesa, las trufas de aceite La Equidad de Moreda de Álava se elaboran en el obrador de los Bizkarra en Usansolo (Bizkaia) con un procedimiento adaptado a las características de esta materia prima que no es fácil de llevar a la elaboración dulce.  "Buscábamos la integración de los ingredientes; frente a posibles propuestas de un relleno de aceite puro, queríamos evitar sensaciones grasas y que la nota de aceite estuviera presente, pero no el aceite como tal", explica Eduardo Bizkarra.

Para su creación se seleccionan las variedades de aceite virgen extra de la cooperativa alavesa La Equidad (la autóctona Arroniz) y el aceite virgen extra con certificado Eusko Label, con el fin de darle la intensidad adecuada. El resultado son unas deliciosas trufas con una nota final en el paladar que nos lleva a los matices de esta aceituna y este aceite.  

Con esta variedad Bizkarra completa la gama de “trufas de Bilbao” (reciben ese nombre como un guiño simpático a su gran calibre, de 38mm de diámetro cada trufa), que incluye también trufas de queso de oveja de Urkiola y trufas de Intxaursaltsa.

  • Las trufas de queso tienen toda la personalidad del queso de oveja que la familia Bizkarra-Legorra hace en su quesería artesanal de Urkiola con la producción de su pequeña cabaña. A partir de esta preciada materia prima, con una selección de queso de curación media, se crean en el obrador Bizkarra estas trufas de edición limitada. De alto contraste, pero sabor suave, son unas trufas que sorprenden por su originalidad y que cuentan una historia de colaboración entre dos ramas de una misma familia con dos especialidades complementarias, el queso y el dulce.   
  • Las trufas de Intxaursaltsa encierran todo el sabor de la intxaursaltsa –“salsa de nueces” en euskera-, que era el antiguo postre de las nochebuenas vascas, compartiendo mesa con otros platos típicos como el bacalao. Un sabor que en Bizkarra no han querido dejar en el olvido y rescataron hace casi 20 años. Estas trufas se elaboran con los mismos ingredientes de la receta tradicional de Intxaursaltsa, heredada de la amama de los Bizkarra que la hacía habitualmente. Destacan por la característica nota de sabor de las nueces, en un conjunto muy fino y delicado.

La comercialización de estas trufas se realiza únicamente bajo marca Bizkarra, principalmente en sus tiendas ubicadas en Bizkaia y próximamente en su nueva tienda online de repostería vasca www.bizkarra.com/tienda-online            

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus