Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 30 de septiembre, 2014 Postres comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las crujientes barritas de chocolate de Nestlé se transforman por obra y arte de Erlenbacher en un postre ideal para atraer al consumidor joven. Las Cake Bar Kit Kat y Lion son un nuevo atractivo en la gama de pastelería de los locales hosteleros induciendo al snacking por impulso.

La combinación de la fuerza de las marcas de Nestlé y de la pastelería artesanal alemana erlenbacher ha hecho realidad estas deliciosas Kit Kat Cake Bar y Lion Cake Bar, un crujiente placer pastelero.  

Para la variedad Kit Kat Cake Bars se alternan tres finas capas de bizcocho con crema de nougat fundente y trocitos de barquillo. La capa superior de esta crema de nougat deliciosa está coronada con un original barquillo Kit Kat cuyo sabor es igual al de la barrita de chocolate. Cada caja contiene 4 bandejas con 14 barritas con un peso total de 1.100 g (79 g cada Cake Bar).

La Lion Cake Bar, por su parte, combina dos capas de bizcocho caramelizado y esponjoso con crema de nougat y caramelo así como trocitos de caramelo. La barrita se mejora con otra capa de crema de nougat y caramelo, además de barquillo crujiente cubierto de chocolate. Cada caja contiene 4 bandejas con 14 barritas con un peso total de 1.250 g (89 g cada Cake Bar).

Estos nuevos productos de erlenbacher son ideales para gastrónomos porque se almacenan fácilmente y se descongelan aún más rápido. Están precortados en 14 porciones y son fáciles de manipular. 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus