Publicidad
Publicidad
18 de noviembre, 2021 Bodega comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con motivo de la nueva añada de Emina Crianza 2017, la bodega de Ribera de Duero presenta su nueva imagen más moderna y sofisticada, que en línea con su sostenibilidad cuenta con una etiqueta elaborada con papel reciclado y una botella más ligera. 

Fruto de su apuesta por la sostenibilidad, –es Premio Europeo de Medio Ambiente de la Fundación Entorno– Bodega Emina ha renovado la imagen de uno de sus vinos más reconocidos Emina Crianza.  

El papel con el que se ha fabricado su etiqueta cuenta con la certificación FSC, es decir, procede de bosques aprovechados de forma racional. Es un papel 100% reciclado, libre de madera y fabricada a partir del 50% de fibras recicladas.

Emina Crianza transmite elegancia, tanto en el interior como en el exterior. Un delicado relieve decora la etiqueta frontal, con una tipografía sencilla en color burdeos, cerrando un conjunto armónico con la cápsula.

La botella también se ha personalizado con el logotipo de la compañía y se ha reducido el peso de las mismas, contribuyendo así a un menor impacto medioambiental en su transporte. 

Nota de cata Emina Crianza 2017

Emina Crianza es un vino tinto elaborado con uvas de la variedad tempranillo procedentes de los viñedos ubicados en las laderas norte de Valbuena de Duero, muy próximas al Monasterio de Santa María de Valbuena. Sus suelos son profundos y calizos, haciendo que este vino sea fresco y frutal. En esta añada 2017 las heladas condicionaron la producción de uva, posibilitando que la viña concentrase todos los aromas en las uvas y obteniendo así una alta concentración en nariz.

En Bodega, el vino reposa en barricas de roble francés y americano y termina de redondearse en botella.

  • En fase visual es un vino de color cardenal subido, muy cubierto de capa. 
  • En nariz es un vino vivo, intenso y fresco, con aromas de frutas rojas ácidas como frambuesa y grosella, con un fondo de suave y agradable lavanda que destaca sobre los toques terciarios procedentes de su crianza en barrica, como especiados de clavo, torrefactos, maderas nobles y chocolate negro. 
  • En boca tiene buen nervio, con un vivo esqueleto de taninos dulces que bien conjuntados con una medida acidez, dan expresividad y longitud al vino, donde persisten las mismas sensaciones de la nariz, repitiéndose una fresca y limpia fruta fresca, cacao negro, regaliz y suaves torrefactos.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus