Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 8 de octubre, 2020 Restauración comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Anuario de la Restauración de Marca, elaborado por Marcas de Restauración, The NPD Group y KPMG, recoge la pérdida de 7.000 millones de euros de ventas sólo en el periodo del 15 de marzo al 30 de junio de 2020.

Tras un gran año para la restauración de marca, la crisis producida por el Covid-19 ha golpeado a un sector que venía experimentando cinco años de crecimiento. Los datos del III Anuario de la Restauración de Marca elaborado por Marcas de Restauración, The NPD Group y KPMG, son demoledores: un 43% de bajada de facturación neta, casi la mitad de pérdidas respecto al 2019; 60.000 negocios que aún no han levantado su cierre (el 19% de un censo de 300.000 puntos de venta) y 

"Las administraciones han impuesto restricciones a nuestra actividad sin un plan que ayude a compensar los daños", señala Carlos Pérez Tenorio, presidente de Marcas de Restauración. 

Además de la reducción del consumo, la crisis también ha condicionado la estructura del sector. La organizada está soportando algo mejor el envite de la crisis por sus características y ya suma el 28,9% de las visitas totales de la restauración comercial (bares, cafeterías y restaurantes). 

Si bien, las empresas esperan que en 2021 el negocio en sus locales se reduzca hasta el 78% del total, 10 puntos por debajo del que obtenían antes de marzo de este año. En concreto, este descenso se explicaría por la caída del servicio en el interior del local, que pasaría del 72% al 58% (pues las terrazas sí ganarían cuota, del 16% al 20%).

Aceleración de las tendencias para sostener el negocio

Acelerar el servicio orientado al hogar se ve como una oportunidad para las cadenas, de hecho estiman podría alcanzar el 22% de su negocio en 2021. Se espera que el take away crezca a mayor velocidad (casi triplicando su relevancia en el negocio, pasando del 5% del total al 13%) y se sitúe por encima del delivery (7% en antes de el Covid-19, 9% en 2021). 

Por otro lado, el consumo se incentiva mediante la interacción digital con el cliente y la incorporación de tecnología en el local para mejorar su experiencia. 

"Los operadores organizados han mostrado su capacidad de adaptarse al nuevo contexto, agilizando procesos, flexibilizando sus negocios y acelerando la integración de las nuevas tecnologías", destaca Javier García Maestre, consultor experto en restauración de The NPD Group. 

Esperanza en recuperar las cifras para 2022

En el peor de los escenarios, se cree que este año pueden desaparecer hasta un tercio del total de establecimientos de restauración de marca, esto es, en torno a 80-90.000 locales que no sobrevivan, lo que se traduce en cerca 400.000 pérdidas de empleo. 

Con todo, y a pesar de que un 11% de los empresarios creen que la situación del sector mejorará en 2021, un 63% de los preguntados no esperan recuperar el volumen de actividad pre-crisis hasta 2022, e incluso un 26% pospone ese momento al menos hasta un año después.  

 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus