Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 5 de octubre, 2020 Gastronomía comentarios Bookmark and Share
< Volver

La XXII edición de San Sebastian Gastronomika se desarrolla hasta el 9 de octubre en un formato online. Durante la primera jornada, más de 16.000 personas de 53 países se conectaron a la plataforma para asistir a las ponencias de Pedro Subijana, Quique Dacosta, Paco Morales y Ángel León, entre otros. 

San Sebastián Gastronomika ha sido inaugurado oficialmente por el diputado general de la Diputación Foral de Guipúzcoa, Markel Olano; el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, Bittor Oroz, y por la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de San Sebastián, Nekane Arzallus, que han acompañado a Roser Torras, directora del congreso, en la puesta de largo del mismo. "Vamos ya por más de 16.000 inscritos. Un hito en un congreso diferente en un año difícil”, ha explicado Torras" en la presentación del primer congreso digital de gastronomía, que este año se celebra bajo el lema ´Caminos´.

"Este año es especial, y seguro que aprendemos muchos caminos que pueden incorporarse a futuras ediciones, pero no debemos prescindir del auditorio físico del Kursaal", añadía el chef Pedro Subijana, protagonista de la primera jornada. Su Restaurante Akelarre *** (San Sebastián) celebra su 50 aniversario, de ahí que el cocinero repasara algunos de sus grandes platos, como la terrina de sardinas con crema de pisto, crema de sardina picante y cabeza y espina frita; el chipirón de anzuelo con ajili mojili, crema de pimiento y de cebolla roja y hojaldre de acelga; el lenguado con piel de alga kombu y fritura de su espina, y un postre, la Frantxineta con crema de ruibarbo. "Me encanta el ruibarbo, me recuerda a cuando era pequeño", reía.

Subijana finalizaba la ponencia con una reflexión: "En nuestra cocina ha habido siempre sinceridad, inquietud, unión, humildad y ganas de aprender. Nos solemos dar cuenta de que sabemos poco y siempre, ahora también, queremos saber más". El jueves, Akelarre alojará la cena especial del aniversario.

Salazones y cocina andalusí

Tas la intervención de Subijana, fue el turno del chef Quique Dacostapara hablar de salazones y sal, utilizada ésta como herramienta para cocinar y no para conservar. "Hasta la pandemia pasaba un carro por el comedor en el que se mostraban diversas elaboraciones trabajadas con esta técnica. Ahora la utilizo directamente para crear platos directamente en la cocina", explicaba.

En este sentido, ha presentado cómo juega con la hueva de maruca como una torta del casar, que se convierte en un disco entre obleas de arroz con patata para comerse como un taco, o con las huevas de mújol, bañadas con el jugo extraído del embrión de una gallina y añadido en huevas de salmón.

También ha enseñado una elaboración de hueva de bacalao preparada en samorreta "para que se asemeje a una anchoa"; una salazón con hueva de atún rojo, y un plato con cecina de lomo de atún rojo curado en grasa de vaca.

Tras él Paco Morales, por su parte, ha descrito los cuatro años que lleva revisando "en clave moderna" la cocina andalusí desde Noor** (Córdoba), resaltando la importancia de los frutos secos como clave en su cocina. Mediante la elaboración de tres recetas (espardeña con khan; menestra de verdura, untuoso de abadejo y café, y karim de piñones y manzana con Ras al hanout), Morales ha enseñado cómo su cocina muestra la historia "a través de la emoción. Es como un Regreso al Futuro, pero al Pasado", explicaba.

El chef quiere seguir recreando la gastronomía andalusí de los siglos XI, XII, XII y XIV, por lo que "la simetría es marca de la casa, como lo eran las matemáticas para los árabes. Cada ingrediente tiene su sitio en el plato". 

Ángel León trasladará Aponiente al mar

El capitán de Aponiente*** (El Puerto de Santa María) ha vuelto a Gastronomika a presentar su nuevo plato, las costillitas de mar, conseguidas con barrigas de pescados grasos como la corvina o el congrio. “Las juntamos y las ponemos en un molde. Después al Roner, se envasan al vacío y se congelan. Una vez frías, a la ahumadora para conseguir la textura que queremos".

También ha certificado su voluntad por ganar metros al restaurante y comer en las aguas de la marisma que lo envuelve. "Llevo muchos años hablando del mar desde tierra. Me he cansado". No moverá el restaurante, "pero tengo un jardín en la marisma que debo aprovechar". Se intuyen nuevos comedores en su molino.

En lo meramente culinario, León ha enseñado un plato en el que el protagonismo recae en las plantas de las marismas que rodean Aponiente. Las halófilas moldean aquí el final de la elaboración, añadidas en polvo de ceniza una vez calcinadas tras salmuera a un plato con cañaillas y navajas. Producto, sostenibilidad, innovación y sorpresa. 

En el apartado Magazine de la web de San Sebastián Gastronomika se puede visionar un resumen de cada ponencia. 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus