Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 19 de noviembre, 2019 Restauración comentarios Bookmark and Share
< Volver

Colliers International ha estudiado cómo se están adaptando los espacios de restauración de centros comerciales en Europa ante el nuevo consumidor. En su informe The magic roundabout, los analistas concluyen que los españoles son los que más se gastan cuando salen a comer fuera, que ya no importa tanto la cocina como la experiencia y que la oferta de ocio complementaria impulsa las rentas.

El estudio The magic roundabout, presentado por Colliers International durante la celebración de MAPIC 2019, revela que los españoles son los europeos que más gastan en comer fuera, en concreto el 15% de los ingresos disponibles por hogar, en contraste con el 7% que destinan los británicos o el escaso 3% de los alemanes.

A pesar de que en Francia la oferta, tanto de cafeterías como de bistrots o brasseries es elevada, la proporción de gasto en restauración de cada individuo es sólo el 5%, un tercio del presupuesto español.

Los ingresos medios más bajos que caracterizan a los países de Europa del Este, se traducen en una menor propensión al gasto en restauración, Hungría y República Checa, a pesar de encabezar el ránking en los países de Europa del Este, dedican sólo un 8% y 6% respectivamente. 

Los conceptos de restauración están pensados para la demanda local y el consumidor internacional, más exigente y de gustos cambiantes. "El consumidor es cada vez más sofisticado y exigente en lo que espera de una comida o cena fuera de casa, por tanto, los nuevos conceptos de eat & drink tienden a reflejar esta realidad. Dicha tendencia está contribuyendo sustancialmente al cambio de estrategia en las áreas de restauración de centros comerciales, y tiene un mayor impacto cuando se complementa con otros usos de ocio”, señala  Etienne van Unen, responsable de Retail Agency para EMEA en Colliers. 

El experto añade que “si bien el F&B puede impulsar el valor de un centro comercial, comprender el mercado objetivo y el perfil de clientes es vital para obtener el mix correcto, haciendo que el espacio sea sostenible a largo plazo y que resulte atractivo tanto al consumidor nacional como a los turistas, evitando que languidezca en base a los gustos cambiantes”.

Los propietarios de centros comerciales están intentando encontrar la clave que diferencie su oferta de food & beverage de la competencia. Así por ejemplo, el nuevo desarrollo comercial, Fabryka Norblina, de Capital Park en Varsovia, incluirá un "Bio Bazar" como reflejo de la tendencia de alimentación saludable que se va imponiendo en el mercado y será pionero en Polonia. 

Otro ejemplo de estos cambios es el centro comercial de intu Uxbridge en el Reino Unido, que ha remodelado una antigua tienda de Debenhams dividiéndola en 4 nuevos espacios de restauración. Esto ha revivido una unidad vacía y ha aumentado el alquiler promedio pagado en ese espacio en un 300%. 

Se valora más la experiencia que la cocina 

Los analistas apuntan que los días en los que la oferta se reducía a una simple pizza o hamburguesa han quedado atrás. El aumento del veganismo y el cambio de actitudes hacia la sostenibilidad de la cadena alimentaria son una influencia creciente en la restauración europea. "Los propietarios de centros comerciales tienen que estar preparados para adoptar ágilmente estos cambios y aprovechar el mayor número de visitas para obtener mejores rentas”, concluye  Paul Souber, Co-Head de EMEA Retail Agency en Colliers.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus