por InfoHoreca 14 de noviembre, 2018 Restauración comentarios Bookmark and Share
< Volver

El CETT, la escuela de Gastronomía, Turismo y Hostelería, ha acogido una nueva sesión de Diálogos de Arquitectura y Gastronomía, organizada por el Instituto Silestone, en la que se han analizado cuáles son las claves del éxito de los locales del chef y empresario Carles Abellán.

Crear una buena atmósfera con una inteligente combinación de diseño, materiales, iluminación, grafismo, "para transmitir todas las sensaciones que el cliente experimenta en el restaurante" han sido las premisas básicas para la creación de Tapas 24 Diagonal-Tuset y La Barra, los locales del chef Carles Abellán.

Los proyectos de ambos establecimientos, diseñados por la interiorista Cristina Campoy, de Campoy Sinergias, han sido analizados durante la última sesión de Diálogos de Arquitectura y Gastronomía organizada por el Instituto Silestone en el CETT de Barcelona.

En el encuentro, estuvieron presentes el cocinero, la diseñadora y Rafael Luque, del Grupo Cosentino.

Carles Abellán explicó que lo más importante en un restaurante es "conseguir una buena atmósfera con los clientes que les permita sentir lo que el lugar transmite e inspira incluso antes de que entren por la puerta".  Por este motivo, y con el objetivo de acercar la cocina a todos comensales, en Tapas 24 Diagonal-Tuset la cocina está diseñada con vistas a la sala de forma que se convierta en el centro del espacio y qué todos, desde cocineros, hasta jefes de sala, pasando por los camareros, tengan visibilidad.
 
Por su parte, Cristina Campoy explicó que, para lograr el objetivo, tuvieron que tener las ideas muy claras porque contaban con muy poco tiempo para diseñar este espacio. Para el proyecto de reforma del local se inspiraron en "todas las sensaciones producidas por las tapas de Carles Abellán, ya que para el chef sus tapas son vida, son color y son alegría". Todo esto lo plasmaron en "un espacio desenfadado, con emoción y moderno".
 
Por último, Rafael Luque, de Cosentino, habló sobre cómo los materiales de última generación como Dekton pueden dar respuesta a las necesidades técnicas y estéticas del proyecto de un restaurante. En el caso de Tapas 24 Diagonal -Tuset se instaló una encimera negra que permite a los cocineros trabajar directamente sobre ella, ya que no se raya y soporta altísimas temperaturas.
 
Entre los proyectos de restauración realizados con superficies Dekton y Silestone, fabricadas por Cosentino, se encuentran los restaurantes Disfrutar (Barcelona), DiverXo y StreetXo (Madrid), Dani García (Marbella), Mugaritz (Errenteria), Topa Sukaleria (San Sebastían), The French Laundry de Thomas Keller (Napa Valley), el Lab de Van Kameren (Toronto), The Diner de David Rockwell (Milán).
 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus