por InfoHoreca 28 de enero, 2015 Platos preparados comentarios Bookmark and Share
< Volver

Dentro del apartado de productos snacks salados, Berlys ha desarrollado dos nuevas recetas de empanadillas según la gastronomía argentina, en dos sabores: criolla y pollo. Dos productos muy polivalentes para su venta y servicio en panaderías, pastelerías, tiendas especializadas y en establecimientos de hostelería y restauración. 

La Empanadilla Argentina Criolla de Berlys está elaborada con la tradicional masa argentina tipo pan, más blanda y menos crujiente que la de las empanadillas españolas. Su relleno se cocina siguiendo fielmente la receta argentina con carne de ternera como ingrediente básico, cebolla, pimiento rojo y verde, huevo y aceituna, aderezado con una combinación de especias a base de comino, cilantro y orégano que le aportan su característico sabor.

Por otro lado, la Empanadilla Argentina de Pollo es igual que la Criolla en cuanto a su masa y cocinado de relleno, pero en ésta, el ingrediente base es la carne de pollo.

Además son rellenos muy abundantes, porque ocupan casi la mitad del volumen de la pieza, teniendo en cuenta que su peso es de 95 g. 

Otra de las características de las nuevas empanadillas de Berlys es su cierre, más conocido en argentina como “repulgue”, que consiste en hacer una pequeña doblez de la masa con los dedos pulgar. Mientras que la criolla presenta un cierre lateral trenzado, la de pollo lleva en su parte superior un cierre en forma de cresta. 

De sencillo acabado, es necesario descongelar completamente a temperatura ambiente antes de su entrada en el horno. Una vez terminadas, se conservan en refrigeración en óptimas condiciones durante tres días.


Noticias relacionadas

comments powered by Disqus