Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 29 de enero, 2014 Delicatessen comentarios Bookmark and Share
< Volver

El inconfundible perfume y apreciado gusto de la trufa fresca exalta cualquier plato en el que se incluya, haciendo que el menú se convierta en una experiencia mágica para el paladar. Esta delicatessen ofrece lo mejor de sí en la cocina de invierno. Presentamos esta receta de la mano de la especialista italiana Tartuflanghe, que hará las delicias de los comensales. 

 

Ingredientes (6 personas):

6 huevos frescos
300 ml nata líquida
200 ml leche entera
80 g parmesano
2 g trufa negra deshidratada
3 gotas de Oro in Cucina aceite de trufa negra Tartuflanghe
sal al gusto
50 g mantequilla
4 hojas de papel transparente de aprox. 20 cm (papel transparente apto para alta tª)
cuerda apta para alimentos
4 moldes de aluminio para flan

Preparación

Cocer los huevos enteros en horno a vapor durante 50 minutos a 62 ºC y enfriar en agua con un poco de hielo. 

Derretir la mantequilla en una sartén, añadir la trufa negra deshidratada troceada y calentar brevemente. 

Pasar por la batidora los líquidos con 50 g de queso parmesano, sal y una cucharada rasa de maicena y añadirlo a la sartén con la mantequilla de trufa. Esperar a que hierva, sacar y dejar enfriar con agua y hielo. 

Colocar las hojas de papel transparente de manera que queden bien pegadas a los moldes y, con la ayuda de la mano izquierda, sujetar el papel para poner una cucharada de crema, romper el huevo en el interior como si fuera fresco, añadir sal y cubrir con otra cucharada de crema, espolvorear con queso parmesano. Cerrar con la cuerda los paquetitos haciendo un solo nudo, pero muy apretado.

Calentar el horno a 200 grados y cocer los huevos durante 7 minutos.

Servir inmediatamente en platos hondos quitando sólo la cuerda, dejando que los comensales descubran su interior.

 

 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus