por Restaurantes comentarios
< Volver

Google, en sus términos y condiciones, prohíbe explícitamente prácticas como la compra de reseñas o el denominado filtrado de reseñas (Review Gating en inglés), lo que no sólo puede llevar a la desaparición en la plataforma, sino también duras sanciones económicas para los restaurantes al incumplir la normativa. 

La reciente regulación Europea (Directiva 2019/2161) y su trasposición en España a través del Real Decreto Ley 24/2021 introduce cambios en la Ley de Consumidores y Usuarios y la Ley de Competencia Desleal en lo que tiene que ver con la compra de reseñas o el denominado Review Gating en inglés, filtrado que tiene como objetivo manipular las reseñas que los consumidores hacen sobre los establecimientos primando únicamente las positivas.

Mantener la transparencia y autenticidad alrededor de las reseñas es algo seria para plataformas como Google o TripAdvisor que en sus términos y condiciones prohíben explícitamente estas prácticas que conllevan la pérdida de todas las reseñas y del perfil del negocio.

Tal y como señala el análisis y el informe jurídico desarrollado por ECIJA Abogados al respecto, "el filtrado de reseñas y otras actividades relacionadas pueden conllevar la imposición de sanciones por ser prácticas contrarias a la normativa vigente (...)". Según los expertos, perder la presencia online podría poner en jaque las ventas de muchos restaurantes de nuestro país. Pero también tendría consecuencias económicas según apunta Écija Legal en su informe:"Las infracciones leves son castigadas por multas de entre 150€ y 10.000€ euros, mientras que las infracciones graves, son castigadas por multas de entre 10.001€ y 100.000€ euros, pudiéndose sobrepasar esas cantidades hasta alcanzar entre dos y cuatro veces el beneficio ilícito obtenido".

Desde el punto de vista del especialista en reputación Fernando Porta, fundador de Superpopi, más allá de la desaparición online del perfil o las consecuencias económicas que ello puede suponer, una marca nunca debería asumir el riesgo de que el mercado pensara que está influyendo de forma irregular en las valoraciones de los clientes". "El filtrado es sin duda una acción con aparente intención de mejorar la reputación, pero que lo que realmente hace desde el desconocimiento es ponerla en un grave riesgo".

Desde ECIJA Abogados recomiendan "no poner en práctica estos actos y -si se estuviesen aplicando actualmente- cesar su actividad inmediatamente, ya que son actos catalogados como desleales en materia de competencia".

Cómo saber si hay filtrado de reseñas

Es algo tan sencillo como observar, cuando se va a dejar una opinión o se es preguntado por la experiencia que se ha tenido en cualquier establecimiento o tras un pedido online, si existe o no un camino diferente en función del grado de satisfacción que se exprese; es decir, se trata de pedir una reseña solo a aquellas personas que se han identificado como satisfechas y, por contra, no haciéndolo con aquellas que han mostrado una valoración negativa. 

Este grado de satisfacción puede identificarse previamente por ejemplo a través de una encuesta de satisfacción o NPS desencadenada después de una reserva o de un pedido online

Es importante señalar que pedir una opinión a los clientes no está prohibido por la normativa, pero sí es contrario a la ley  el hecho de solicitar un feedback como mecanismo de identificación de clientes satisfechos para posteriormente pedir una reseña solo a aquellos que están satisfechos. 

Normativa contraria al filtrado de reseñas

Desde ECIJA Abogados apuntan en 3 direcciones, fundamentalmente:

En la Unión Europea

Hace referencia directa a la Directiva 2019/2161, en la que se explicita textualmente que "debe prohibirse a los comerciantes [...] que manipulen las reseñas y aprobaciones de los consumidores, por ejemplo, publicando únicamente las reseñas positivas y eliminando las negativas", así como "distorsionar reseñas de consumidores o aprobaciones sociales con el fin de promocionar productos", ya que se entienden como prácticas de "competencia desleal".

En España

Principalmente, la ilegalidad de estos actos se recoge en la Ley de Competencia Desleal, donde se expone que "se consideran desleales por engañosas las prácticas que [...] distorsionen reseñas de consumidores o usuarios o aprobaciones sociales con el fin de promocionar bienes o servicios".

Además, esta Ley entiende como actos de engaño "cualquier conducta que contenga información falsa o información que, aun siendo veraz, por su contenido o presentación induzca o pueda inducir a error a los destinatarios, siendo susceptible de alterar su comportamiento económico, siempre que incida sobre alguno de los siguientes aspectos: [...] Las características principales del bien o servicio [...] sus beneficios [...]".

Google

En sus términos y políticas prescribe un apartado en el que remite al Contenido Prohibido y no Permitido en Google, en el cual se señala detalladamente, en relación al filtrado de reseñas, que "las contribuciones [...] deben reflejar una experiencia auténtica en un sitio o una empresa. Las interacciones falsas no están permitidas y se retirarán".

Dentro de este concepto, resulta especialmente relevante su negativa a "disuadir o prohibir las reseñas negativas, o solicitar reseñas positivas de clientes de forma selectiva".

Consecuencias económicas y legales

Consecuencias económicas

Estas prácticas podrían considerarse graves en función de la posición de la empresa en el mercado o la repetición en el tiempo de esta conducta, llegando a ser castigadas con multas de hasta 100.000€ o incluso pudiéndose sobrepasar esa cantidad hasta alcanzar entre dos y cuatro veces el beneficio ilícito obtenido. Además, se podrá establecer una indemnización por los daños y perjuicios de los efectos producidos por la conducta desleal a consumidores finales o competidores afectados.

Consecuencias operativas 

  • Cancelación de la cuenta y/o desaparición de la empresa en Google con la consiguiente pérdida de reservas online desde Google.
  • Prohibición por parte de Google de reabrir la cuenta asociada al establecimiento que haya incumplido sus políticas de manera permanente.

Consecuencias reputacionales

  • Retirada de las reseñas contrarias a los términos establecidos por Google
  • Percepción negativa de la marca dentro del sector (incumplimientos de la normativa, manipulación sobre la veracidad de la información ofrecida, etc.).

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.