Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 16 de diciembre, 2020 Hostelería comentarios Bookmark and Share
< Volver

Permanecer en interiores conllega el riesgo de contagio por coronavirus, es por ello que hay que extremar las precauciones en bares y restaurantes. Anecpla, la Asociación de Empresas de Sanidad Ambiental, ofrece cinco recomendaciones básicas para garantizar la seguridad de personal y clientes estas Navidades.

Desde que en nuestro país el Ministerio de Sanidad admitiera hace ya algunas semanas el contagio a través de aerosoles como una de las principales vías de transmisión del virus SARS-CoV-2, el hecho de que el contagio en espacios interiores es mayor es una evidencia. Especialmente en aquellos lugares, como es el caso de bares y restaurantes, donde el uso de mascarilla no es constante. 

Recién estrenada la campaña navideña, calles iluminadas y bares y restaurantes están siendo las principales opciones de ocio para muchos. En los últimos días, imágenes con calles alumbradas abarrotadas de gente, a pesar de la crisis sanitaria actual, en ciudades como Madrid, Barcelona o Málaga han ocupado no poco espacio en los medios de comunicación.

Por ello, la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental, Anecpla recomienda no bajar la guardia  y enfocarnos en la prevención. Para ello realiza 5 recomendaciones básicas al sector hostelero con el objetivo de evitar al máximo los contagios en el sector hostelero este invierno, manteniéndose así alejados de posibles normativas de restricciones e incluso cierres temporales. 

  1. Priorizar la ventilación natural de los interiores, dejando abiertas ventanas, rejas y puertas para asegurar la renovación constante del aire.
  2. Utilizar sistemas de ventilación forzada y evitar la recirculación del aire, cuando la ventilación natural no sea suficiente o posible.
  3. Asegurar la distancia de seguridad de los usuarios mediante la adecuada distribución de mesas y sillas.
  4. Utilizar medidores de CO2.
  5. Contratar los servicios profesionales de empresas tanto para la desinfección periódica de superficies como para la puesta a punto y el mantenimiento de los sistemas de ventilación y climatización.

"Somos conscientes que estas prácticas suponen una cierta inversión económica para los dueños de bares y restaurantes, pero, sin duda, mucho menor al coste que puede llegar a suponer su cierre”, afirma Milagros Fernández de Lezeta, directora general de Anecpla.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus