Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 8 de junio, 2020 Proveedores comentarios Bookmark and Share
< Volver

Después del tiempo que han permanecido cerrados, es posible que en los hoteles se produzcan brotes de legionela, por lo que de forma preventiva se recomienda el uso de test rápidos que garanticen la seguridad del agua de las instalaciones. 

Agentes sanitarios recomiendan utilizar test rápidos de legionela ante los riesgos derivados del agua en la reapertura de hoteles, residencias, industrias, polideportivos, centros de ocio, clínicas dentales, gimnasios o piscinas.

Consideran que "detectar pronto la legionela viable en aguas es clave en cualquier plan preventivo y ayudará a reducir el estrés sanitario que derive de casos graves y brotes, especialmente ante la reapertura de los edificios que han permanecido cerrados más de dos-tres semanas".

Recientemente, el sector de piscinas también ha recogido la recomendación de uso de estos test en su protocolo para piscinas saludables suscrito por más de 150 entidades públicas y privadas del sector. 

Las técnicas rápidas de legionela recogidas en la norma UNE100030 pueden ser claves en la protección de la salud y la prevención del riesgo de legionelosis en la apertura y continuidad de negocios.

Es el caso del método inmunomagnético (Legipid®) desarrollado por la empresa Biótica en colaboración con el CSIC, en autocontrol y en resolución de brotes.

Este test de detección y cuantificación rápida (1 hora) de Legionella en agua, validado y certificado por AOAC-RI,  utiliza partículas magnéticas con anticuerpos que capturan y separan la Legionella de la muestra, para su medición colorimétrica. Detecta precozmente si la bacteria está circulando en la instalación. "Como Legionella es más resistentes en agua que el SARS-CoV-2, asegurar su control continuado con Legipid, ayuda a asegurar de forma indirecta la probable inactivación del virus en el agua", informan desde la empresa.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus