Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 28 de febrero, 2019 Proveedores comentarios Bookmark and Share
< Volver

La mayor parte de los productos de estas máquinas vending no contienen ni aceite de palma, ni azucares añadidos y son bajos en sal.

Serunion Vending, la división especializada en la distribución automática de alimentación de Serunion, acaba de estrenar un espacio saludable en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Este nuevo corner cuenta con tres máquinas de vending con una oferta variada de productos sanos y nutricionalmente equilibrados, así como productos aptos para celiacos.

El objetivo de Serunion Vending es fomentar una alimentación que tenga beneficios para la salud de las personas ofreciendo, a través de sus máquinas, una oferta equilibrada de snacks para picar entre horas. Por ello, aseguran que dentro de cada familia de producto hay siempre opciones beneficiosas para la salud, como por ejemplo en los alimentos frescos, snacks salados y dulces, refrescos y yogures. Ajustándose a los criterios nutricionales de la Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Los productos sólidos son considerados saludables si no contienen aceite de palma/aceite de coco, si no tienen azúcares añadidos, si el envase no supera las 200kcal (excepto los frutos secos con un máximo de 230kcal) y si el envase no supera 0,5gr de sal. Por su parte, para considerar saludables los productos líquidos, no han de tener azucares añadidos (se acepta edulcorantes artificiales), no superar las 100kcal por 100 ml y no superar 0,25 gr de sal por 100 ml.

Las máquinas llevan un distintivo donde, además de incluir datos de la empresa, canales de atención al cliente y el número identificativo de la máquina, incluye un código QR para que los usuarios lo escaneen y puedan acceder al catálogo de productos virtual. Ahí podrán ver las propiedades de cada producto; ingredientes, valores nutricionales por porción (envase) y por 100 g/100 ml y alérgenos. Para hacerlos más visibles, los productos saludables van identificados en las máquinas mediante etiquetas para que sean fácilmente reconocidos.

Además, Tom -un personaje ficticio a modo de repartidor- permite el contacto directo con la central ante cualquier duda o sugerencia, a través del uso de Whatsapp, del teléfono de atención al usuario o de la página web.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus