por InfoHoreca 20 de noviembre, 2018 Restauración comentarios Bookmark and Share
< Volver

Basque Culinary Center y TechFood Consult, con la colaboración de HIP, Marcas de Restauración y Diego Coquillat, han elaborado el "Estudio Digitalización Sector Restauración. Percepciones y actitudes ante la transformación digital. Agenda de Innovación e Inversión 2018"; en la que se detallan cuáles son las tecnologías más importantes para los restaurantes.

Identificar los retos de la transformación digital en el sector de la restauración era el objetivo con el que partía el "Estudio Digitalización Sector Restauración. Percepciones y actitudes ante la transformación digital. Agenda de Innovación e Inversión 2018", que acaba de ser presentado.

En el mismo se destaca que un 83% de los participantes considera la tecnología importante para su negocio, mientras que la mitad afirma que tienen previsto aumentar su inversión en tecnología el próximo año.

Las soluciones en las que el sector prevé invertir a corto plazo son:

  • el pago con móvil –está presente en el 50% de los establecimientos, y el 40% planea implantarlo a corto plazo-,
  • el TPV (terminal punto de venta),
  • plataformas de recetas y escandallos,
  • soluciones para inventario,
  • publicidad y promoción online,
  • sistemas de fidelización,
  • análisis de negocio,
  • gestión del desperdicio,
  • sistemas para gestionar presupuestos y toma de comandas.

Hay que destacar que contar con una app propia "es una de las soluciones más deseadas por un tipo de restauración y, sin embargo, la menos atractiva para otra".

Preguntados por las soluciones tecnológicas para el futuro, los restauradores se decantan por herramientas para conocer mejor al cliente y mejorar así la experiencia del comensal; tecnologías que les permitan diagnosticar los problemas del restaurante y ofrezcan soluciones; y soluciones para predecir la demanda y las tendencias de consumo.

En palabras de Beatriz Romanos, fundadora de TechFood Consult y directora del proyecto, "la digitalización, aplicada a toda la cadena de valor de un negocio de restauración, es una oportunidad para alcanzar los objetivos estratégicos de forma más eficiente y de ganar la capacidad de adaptarse a ese nuevo tipo de cliente más exigente y menos leal, y de anticipar a las tendencias cambiantes. Lograrlo no es solo una cuestión de añadir aparatos o tecnologías, sino de entender el beneficio e impacto en el negocio, y que cada tipo de negocio seleccione aquello que se adapta mejor a su situación y objetivos".

Para la realización del estudio se ha contado con la colaboración de dueños, gerentes y responsables de negocios de restauración de diversa tipología -desde restaurantes de servicio completo a los de servicio rápido, y tanto restaurantes individuales como grupos independientes y franquicias.

 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus