Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 2 de marzo, 2017 Hostelería comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las almohadas y cojines de las habitaciones de hoteles son uno de los aspectos de decoración y confort que más quieren imitar los huéspedes en sus hogares. Es importante colocar estos elementos para que éstos se sientan cómodos. Repasamos con Resuinsa cómo hacerlo de forma conjuntada para crear ese ambiente único.

Una cama mullida, llena de almohadas y cuadrantes, es una de las tendencias actuales en los hoteles de todo el mundo. Estos elementos confieren un ambiente acogedor y distinto para que el huésped se sienta cómodo y como en casa.

Para crear esta sensación única, las almohadas juegan un papel fundamental. Además del confort que proporcionan, se conjuntan con cojines decorativos del mismo color que los elementos de la habitación del hotel para que contrasten con el blanco de las sábanas.

Composiciones de almohadas y cojines

Hay establecimientos que llegan a colocar hasta 10 y 12 almohadas en una cama. Para disponerlas a conciencia y de forma conjuntada, almohadas, cojines y cuadrantes van por parejas y según las mismas formas y, normalmente, de más grande a más pequeño, aunque puede haber variaciones de tamaño en mitad de la composición.

Hay tantas combinaciones como posibilidades ofrecen estas piezas especiales, pero siempre hay un denominador común: ayudan a vestir la cama y van de la mano del resto de elementos, como el plaid, el cubre-canapé e, incluso, el cabecero. De hecho, la tendencia es que éste sea también textil.

Además, se pueden combinar distintas texturas de los elementos e, incluso, cuadrantes y cojines con dibujos de formas geométricas diferentes, pero siempre siguiendo un sentido del equilibrio.

Un ejemplo podría ser el siguiente: en la zona del cabezal se ponen dos cuadrante grandes decorativos, apoyados sobre dos almohadas, en las que descansan otras dos más. Delante se incluyen dos cojines rectangulares, seguidos de dos rulos decorativos y, finalmente, otros dos cuadrantes coordinados, por ejemplo, con la funda nórdica.

Resuinsa recuerda que una la iluminación también resulta imprescindible, ya que puede recrear una atmósfera cálida y confortable para el huésped.

Pensando en el descanso

Evidentemente, cuando una persona se va a dormir utiliza la almohada que más le conviene para su descanso, ya que, en función de su postura, debe utilizar la que más se adapte a sus necesidades. Las almohadas se identifican con la salud durante la noche, por lo que en los hoteles se encuentran cartas con este producto para cada tipo de persona.

Finalmente, no se puede olvidar que las almohadas para el sector del ‘hospitality’, como las que ofrece Resuinsa, deben de ser resistentes a los lavados industriales,  por lo que su calidad debe ser otra de sus características indispensables.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus