por InfoHoreca 27 de diciembre, 2016 Bodega comentarios Bookmark and Share
< Volver

El consumo de cava en aumentará por primera vez en ocho años según las previsiones de su consejo regulador. Pero no todo será catalan. Los vinos valencianos, extremeños y aragoneses ganan cuota de mercado. Ya en el primer trimestre aumentaron las ventas hasta un 12%, una buena cifra si se tiene en cuenta la trayectoria anterior del espumoso español.

Los productores de cava aragonés prevén crecer por encima del 1% en España, aunque "es fuera donde lo estamos haciendo de forma más significativa. Sin duda nuestro motor de crecimiento es la exportación", comenta Meritxell Villas, Directora de AragonMeGusta.com. César Langa, de Bodegas Langa, una de las más activas de la región, asegura que la demanda a nivel nacional está creciendo por encima de la media a la que hace referencia el Consejo Regulador.

Villas asegura que la demanda de cavas aragoneses aumenta cada año y con ella la producción. “Todos los proveedores cuentan con que la campaña sea especialmente intensa, empujada por el mercado internacional y con ayuda del crecimiento nacional. En Bodegas Langa, por ejemplo, han producido unas 700.000 botellas y esperan superar con creces las ventas del año pasado”.

En la otra punta de España, el cava extremeño, primero en conseguir reconocimiento en el mercado y apoyado por una serie de iniciativas públicas, creció un 26% el año pasado, alcanzando los 5 millones de botellas, cifra que supone duplicar la producción tres años.

Y la tendencia se mantiene este año según Javier Mendoza, responsable de la web gastronómica TodoExtremadura.com. De hecho, en las bodegas Vía de la Plata, la más antigua de la región y primera extremeña en conseguir la denominación de origen Cava, este año han producido setecientas mil botellas, 100.000 más que el pasado. Y es que, de acuerdo con sus cálculos, esperan llegar a vender un 18% más que el año pasado.

Un año más parece que la situación política va a tener también un efecto en la campaña navideña. El conflicto catalán va a beneficiar, según estiman los proveedores, a los cavas no catalanes, que sean capaces de ofrecer una calidad equiparable.

En lo que respecta a los cavas valencianos, Bodegas Vicente Gandía prevé alcanzar la cifra de un millón de botellas en 2016. Países como Suecia, Japón, Holanda o Bélgica que son los mercados que más cava consumen de sus referencias Hoya de Cadenas y El Miracle. A punto de cerrar el año 2016 Bodegas Vicente Gandía ha aumentado sus ventas de cava un 16% respecto al 2015.

Un reconocimiento internacional del que también es protagonista Murviedro, amparado por varias platas en el decimocuarto Concurso Internacional de los Mejores Vinos Espumosos, Effervescents du Monde, celebrado del 16 al 19 de noviembre en Francia. Como bien dice el enólogo de Bodegas Murviedro, “este reconocimiento llega en el mejor momento, dada la fuerte apuesta de Bodegas Murviedro por este tipo de vinos, que por su frescura, baja graduación y carácter desenfadado son cada vez más demandados. No sólo el público joven ávido de productos nuevos, sino también el consumidor habitual que para determinados momentos elige la frescura que le aportan estos frizzantes y espumosos”.

Este reconocimiento, al que hay que sumar la Medalla de Plata concedida al Arts de Luna, llega en un momento de máximo apogeo para los espumosos de la bodega.

La internacionalización de los cavas no catalanes

Respecto al mercado de exportación, el cava español también ha experimentado una importante recuperación. Ha llegado a crecer un 2% con respecto al mismo periodo del año pasado. En 2015 se produjeron en nuestro país más de 280 millones de botellas de cava. De ellas, una cuarta parte fue comprada por los dos países que más cava consumen actualmente: Alemania, que compró casi 40 millones de botellas, y Bélgica, con más de 32 millones de botellas.

Uno de los datos que siguen sorprendiendo es el crecimiento del mercado francés donde los cavas compiten con el mundialmente conocido champagne, pero a un precio muy competitivo. También gracias al incremento del consumo en otros países, como Canadá, donde el consumo creció hasta llegar al 17%, y Estados Unidos donde lo hizo hasta el 14%, consolidándose este último en el cuarto mercado mundial para el cava.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus