por InfoHoreca 23 de septiembre, 2015 Hostelería comentarios Bookmark and Share
< Volver

Paradores de Turismo de España busca en la fórmula de la franquicia remontar de seis años consecutivas de pérdidas. Acada de presentar su primer establecimineto regulado bajo este modelo en Portugal (Parador Casa da Ínsua) y ya analiza una segunda franquicia en México. ¿Qué debe cumplir un establecimiento para convertirse en Parador franquiciado?

El Parador Casa da Ínsua es el primero bajo modelo de franquicias de Paradores de Turismo. Se localiza en la Penalva do Castelo, situado a 25 kilómetros de la ciudad de Viseu, en el centro de Portugal, y su apertura supone el salto de la cadena al mercado internacional y la primera piedra de los planes de expansión de la compañía, que trata de recuperar sus cifras de antaño.

El pasado ejercicio, la cadena pública de hoteles registró unas pérdidas de 7,8 millones de euros, con unas ventas totales de 209,4 millones de euros. Con su nueva estrategia, Paradores prevé acabar el año con un beneficio de un millón de euros, y elevar las ganancias un 12,8% en 2016.

"Para Paradores el sistema de franquicias es  un modelo de autofinanciación sostenible y un modo de crecimiento tanto en España como en el exterior", explicó Ángeles Alarcó, Presidenta de Paradores de Turismo, en la presentación del primer Parador en franquicia.

De hecho, Paradores de Turismo ya está estudiando nuevas incorporaciones en régimen de franquicia entre las que está un establecimiento en México. 

¿Qué tiene Casa da Ínsua para haberse convertido en Parador franquiciado?

El Parador Casa da Ínsua, situado en Penalva do Castelo, cumple con todos los estándares de la marca Paradores: es histórico, con valores añadidos, tradicional y adaptado a la hostelería moderna.

Situado a 25 kilómetros de la ciudad de Viseu, en el centro del país luso y a 70 Km de la frontera Española, se trata de un edificio solariego de estilo Barroco, con 35 habitaciones, nueve de ellas suites. Un cinco estrellas del siglo XVIII mandado construir por Luis de Alburquerque de Mello Pereira y Cáceres.

En el Parador Casa de Ínsua el viajero podrá desde participar en la vendimia hasta elaborar quesos de la zona y mermeladas. La oferta de actividades incluye catas de vinos, rutas urbanas, así como gastronómicas (como la del queso de Estrella) o la posibilidad de aprender  abores de pastoreo.

Entre los servicios al huésped destaca el acceso a los jardines de carácter inglés y francés, en los que existen más de 32 tipos de camelias, a una antigua herrería o la visita al Núcleo Museológico, donde se exponen objetos de caza indígena, armas blasonadas o reproducciones topográficas de Ínsua. 

Sala de lectura, juegos, una piscina exterior, gimnasio, una capilla, una bodega para catar los vinos y restaurante con productos locales completan la oferta. 

"Esta es una fantástica oportunidad para Paradores y para el Grupo Visabeira, uno de los principales grupos empresariales de Portugal. De esta unión de esfuerzos nacerá un Parador histórico y una experiencia única, una vez que será el primer Parador modelo de este tipo de explotación y más para un mercado nuevo", declaró el presidente del grupo Visabeira, Frederico Costa.

El modelo de franquicia en Paradores

El modelo de franquicia de Paradores está dirigido a establecimientos ya operativos de cuatro o más estrellas en edificio singulares, con entorno emblemático.

Para ello, deben cumplir con varios requisitos en cuanto a atención al cliente, estándares de calidad, rentabilidad, servicios complementarios, etc. También es muy estudiada la localización de los potenciales establecimientos.

Descarga al final de la noticia los requisitos que Paradores impone para convertir un establecimiento en franquicia y los servicios que la cadena pública ofrece. 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus