por InfoHoreca 20 de febrero, 2015 Hostelería comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Comunidad de Madrid y el País Vasco ya han puesto en marcha sus programas de ayuda a los hosteleros para la renovación de su equipamiento y maquinaria. Una reivindicación que la Federación Española de Hostelería realizó en el la última edición de Hostelco con la que se quiere impulsar la mejora en el ahorro y eficiencia energética de las instalaciones de los establecimientos.

La Federación Española de Hostelería informa de los primeros planes renove de maquinaria puestos en marcha a raíz de su manifiesto hecho público en la pasada feria Hostelco en el que reclamaba al Gobierno la puesta en marcha de un plan de apoyo al sector para impusar la modernización de los equipos y maquinaria de los establecimientos hosteleros, con el objeto de hacerlos más eficientes energéticamente. 

"Gracias a las negociaciones de las asociaciones de empresarios de cada región, aprovechando un año de convocatorias electorales en el que las administraciones disponen de mayor presupuesto para pymes y autónomos, ya se han puesto en marcha tres iniciativas de ayuda económica para renovar maquinaria en sectores como la hostelería", detalla la agrupación. 

En concreto, la Comunidad de Madrid destinará 610.000 euros a este fin. Las subvenciones cubrirán el 40% de los gastos de la compra de nueva maquinaria, que deberá ser de un mínimo de 1.000 euros y un máximo de 12.000 euros por equipo y hasta 14.000 euros por empresa y año.

Por otro lado, desde enero, el departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco ha puesto en marcha su plan a través de la Sociedad para la Promoción y la Reconversión Industrial. Dotado con 9,5 millones de euros se dirige a las pymes radicadas en el País Vasco que necesiten renovar la maquinaria independientemente del sector al que pertenezcan. Consiste en una subvención del 15% del gasto acreditado hasta un máximo de 70.000 euros porequipamiento y de 100.000 euros por empresa. La maquinaria objeto de ayuda estará destinada al envasado y embalaje de productos y materiales, al ensamblaje de componentes, a la transformación de materia prima y productos semielaborados y a la manipulación automática en los procesos productivos de la explotación económica de la empresa.

 

Respecto al resto de regiones, la Fehr apunta que "continúan estudiándose fórmulas y que debaten los profesionales del sector con los gestores políticos".

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus