por InfoHoreca 22 de diciembre, 2014 Bodega comentarios Bookmark and Share
< Volver

El grupo bodeguero Matarromera se inplanta en la DO Rioja tras adquirir una bodega ubicada en San Vicente de la Sonsierra. La operación supera los cuatro millones de euros.

Tras más de dos años de prospecciones de los terruños, pagos y viñedos, el Grupo Matarromera se ha decantado por el municipio de San Vicente de la Sonsierra, en plena Rioja Alta, para crear un nuevo vino DOCa Rioja. Lo hará de la mano de Carlos Moro, uno de las bodegueros más respetados del sector vitivinícola y enológico nacional e internacional.

El proyecto ha supuesto una inversión superior a los cuatro millones de euros, financiada mayoritariamente con fondos propios, y ha permitido a la nueva sociedad hacerse con instalaciones y activos existentes.

La nueva bodega, cuya denominación comercial se encuentra en proceso, cuenta con cuatro hectáreas de viñedo propio y otras veinte hectáreas agregadas. Su emplazamiento así como su diseño, con diferentes niveles entre las distintas dependencias de elaboración, crianza, embotellado y expedición, permite el manejo de la uva y el trasiego de los vinos por gravedad.

Destaca su calado subterráneo de 1.200 m2 de superficie con capacidad para más de 2.000 barricas que permite una crianza de forma natural y homogénea a lo largo del año, ya que se dan las condiciones óptimas de temperatura y humedad, independientemente de las condiciones meteorológicas del exterior, sin dependencia de equipos de frío industrial y/o climatización.

Elaboración de los vinos exclusivos

Grupo Matarromera invertirá también en la adquisición de maquinaria enológica de última tecnología para la elaboración de vinos , con técnicas como el desgranado automático con separación del raspón sin rotura del hollejo, que permitirá mimar el proceso de vinificación para producciones limitadas y exclusivas.

Algunos procesos fermentativos enológicos tendrán lugar en depósitos de hormigón revestidos de material inerte, con el fin de aprovechar la inercia térmica de los mismos. 

Al mismo tiempo se está estudiando la inversión en un sistema de aprovechamiento de la humedad y de la temperatura del calado subterráneo para su uso en el resto de dependencias de la bodega.

Apuesta por el enoturismo

La bodega también abrirá sus puertas al enoturismo. En el exterior de las instalaciones se realizará una plantación de jardín de las variedades tintas autorizadas por la DOCa Rioja (Garnacha, Mazuelo, Graciano, Tempranillo y Maturana tinta) y se invertirá en la adaptación de la bodega para visitas enoturísticas, destacando la realización de una tienda con su wine bar, sala de catas y el establecimiento de un  elevador panorámico en el que se podrá contemplar el proceso productivo enológico.

Grupo Matarromera en números

La operación permitirá a Grupo Matarromera ampliar su propuesta vitivinícola compuesta por ocho bodegas (siete en Castilla y León y una en La Rioja), y aumentar hasta seis las Denominaciones de Origen en las que sus vinos están presentes (Ribera del Duero, Toro, Cigales, Rueda, Vino de la Tierra de Castilla y León, y ahora Rioja).

De este modo, si las previsiones trazadas por el Grupo se cumplen, la nueva bodega facturará cerca de un millón de euros en su primer año completo de actividad (2016), y el Grupo Matarromera obtendrá unas ventas superiores a 22 millones de euros.

FACTURACIÓN GRUPO MATARROMERA (en millones de €)

2011

2012

2013

2014

2015 (prev)

16.7

18

18,6

19,5(prev)

21,5 (prev)

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus