por InfoHoreca 5 de noviembre, 2014 Hostelería comentarios Bookmark and Share
< Volver

La incorporación de una bomba de calor aerotérmica que usa la energía renovable para producir el agua caliente o fría para climatización permite a los hoteles producir hasta el 70% de sus necesidades de ACS de forma gratuita. Así lo han demostrado el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) y el Grupo CIAT, que han estudiado como sustituir los antiguos equipos puede reducir el consumo de energía. 

Artiem Fresh People Hotels se ha sometido a un estudio llevado a cabo por el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) y  el Grupo CIAT para determinar cómo los hoteles pueden optimizar sus necesidades energéticas de climatización con la sustitución de las enfriadoras tradicionales por equipos de recuperación de calor para ACS.

Los resultados son concluyentes: las bombas de calor aerotérmicas, que usan la energía renovable para producir el agua caliente o fría para climatización, permiten reducir a los hoteles hasta en un 34% su consumo energético y más de un 47% en la producción de ACS.

En concreto, se instalaron plantas Hidropack aire-agua CIAT con recuperación de calor para ACS, en versiones parcial y total, en dos hoteles de la cadena Artiem Fresh People Hotels: Audax y Capri, situados en Menorca (Islas Baleares). Gracias a a la renovación de sus equipos, ambos establecimientos han conseguido producir hasta el 70% de sus necesidades de ACS de forma gratuita. 

La monitorización de los consumos se realizó durante ocho meses en las temporadas de verano, otoño e invierno. De este estudio se ha concluido que las bombas de calor permiten ahorrar entre 6.000 y 9.000 euros al año en función del hotel. 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus