por InfoHoreca 25 de abril, 2014 Hostelería comentarios Bookmark and Share
< Volver

Existen cada vez menos establecimientos de horeca en España: en los últimos años han desaparecido 24.662 locales; en 2013 fueron 6.500 los sacrificados. La favorable evolución del turismo en este primer trimestre hace prever que el consumo fuera del hogar crezca. Así lo refleja el último estudio de la consultora Nielsen.

Todavía queda camino para recuperar la confianza del consumidor pero, según el último informe de Nielsen sobre el consumo, todo apunta a que cada vez se notará más movimiento fuera del hogar. Las perspectivas laborales y financieras de los españoles no son tan malas como hace un año, si bien un 77% de los encuestados que han participado en el estudio no cree que todavía sea buen momento para gastar más de lo necesario.

Los ajustes se realizan principalmente en el ocio fuera de casa: el 68% asegura haber reducido su presupuesto en este área. Si bien, el informe destaca que, superada la situación actual, un porcentaje importante de los encuestados (21%) quiere volver a “salir de la madriguera”.

La contención del gasto en el último año ha dejado a la hostelería huérfana de 6.923 establecimientos. Bares y cafeterías fueron los más sacrificados: desaparecieron 3.063 locales, seguidos del ocio nocturno, cuyo número descendió en 1.625 establecimientos (el mayor descenso en términos relativos). Además desaparecieron 1.316 hoteles y restaurantes.

Entre los productos más consumidos en el canal horeca destacan las bebidas alcohólicas de baja graduación, con un 41,7%, principalmente vino de DO, único que ha experimentado crecimiento(+1,7%) respecto a hace un año. El número de cervezas consumidas en los bares, por el contrario, descendió (-2,7%). El resto de categorías cayó una media del 6,3%, siendo la bebida más afectada el café (-9%)

En su análisis, Nielsen 360 también revela otro dato importante para conocer qué buscan los consumidores cuando acuden a un restaurante: en 2013 se gastaron algo más de 14.000 millones de euros en productos frescos, lo que supone un 2,5% más que en 2012. “Este dato revela que pese a las estrecheces económicas, los frescos continúan siendo uno de los grandes irrenunciables. Los españoles siguen apostando por la alimentación saludable más tradicional y prefieren mantener en su dieta la carne, el pescado o las frutas y verduras”, concluyó Gustavo Núñez, director de la consultora en España y Portugal.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus