por InfoHoreca 12 de marzo, 2014 Mercado comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las ciudades españolas ofrecen un gran atractivo entre los inversores internacionales que esperan hacerse con los principales activos hoteleros. Según el último informe de la consultora JLL, Madrid y Barcelona figuran entre los destinos de mayor interés junto con Londres, Dublín, París, Amsterdam o Berlín. 

Según el informe Hotel Investment Outlook de JLL, más allá de los mercados clave, los inversores se centrarán en zonas de Emea en fase de recuperación en este 2014, donde esperan cerrarse operaciones en el sector hotelero con un valor aproximado de 16.000 millones de dólares, un 20% más que hace un año.

Estas previsiones positivas ya son patentes en algunos mercados, como Europa central y del este, que comenzó a registrar un volumen positivo de negociación de activos en 2013 después de varios años de ralentización.

En general, como se puede ver en el gráfico que acompaña esta información, se observa cómo casi todos los mercados clave de la región EMEA se encuentran en los dos cuadrantes donde se espera que el aumento del valor de los activos hoteleros es inminente.

En España, la división Hotels & Hospitality Group de JLL prevé la aparición de interesantes oportunidades gracias al impacto positivo de la demanda extranjera. Se prevé que los operadores hoteleros continuarán reduciendo activos en sus carteras y muchos inversores seleccionarán los mejores de las ciudades y complejos turísticos más importantes de nuestro país.

“Algunos inversores ya han mostrado su interés en ciudades clave como Madrid y Barcelona o incluso han realizado sus primeras adquisiciones, y se espera que este interés. Una vez se decidan a dar este salto de fe, creemos que algunas de estas inversiones ofrecerán rentabilidades atractivas y captarán el interés de los más oportunistas", señala el consejero delegado de la división Hotels & Hospitality Group de JLL para Europa continental, Christoph Härle.

Este aumento previsto de la actividad se verá sustentado por la adopción de la esperada «ley Golden Visa», que concede la residencia en España a ciudadanos no pertenecientes a la Unión Europea a través de adquisiciones inmobiliarias que superen los 500.000 euros. Esto convertirá a España en un destino cada vez más atractivo, especialmente para inversores procedentes de Rusia y China continental. En Portugal se adoptó una ley similar a finales de 2012 que ya se ha traducido en numerosas adquisiciones en el mercado inmobiliario general.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus