Publicidad Publicidad

Reportajes de hostelería

Nuevos mixers para combinados: atrévete a salir de la zona de confort

por InfoHoreca 11 de mayo, 2017 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las fórmulas premium han dado el bombazo en los mixers, la clásica tónica se sofistica para dar entrada a bebidas basadas en la extracción natural de aromas y sabores de plantas mediterráneas y exóticas, propuestas de sabores complejos  o clásicos hasta ahora poco conocidos entre la clientela española como las ginger ale y ginger beer.

En la antigüedad, la ginger beer era conocida como una bebida alcohólica fermentada hecha de azúcar, jengibre y agua a la que se añadía un compuesto llamado ‘ginger beer plant’ formado por una levadura y una bacteria. “Al agregar a la mezcla, se iniciaba un proceso de fermentación del jengibre y del azúcar, produciéndose de esta manera dióxido de carbono y algo de alcohol”, explican desde Magnifique Brands. El catálogo de su marca Original Tonic se puede encontrar la Original Ginger Beer que, al contrario de la bebida de origen, no lleva alcohol, pero mantiene los aromas del jengibre y del resto de ingredientes.

Fever-Tree ya recuperó una formulación a base de ingredientes recolectados en todo el mundo para el lanzamiento de su primer ginger ale en 2005. “El problema es que con los años los fabricantes tradicionales de esta bebida han priorizado la rentabilidad en detrimento de la calidad, acabando por ofrecer una bebida que no se parece en nada a la original”, apunta el Country Manager de la marca, Marc Calabuig que menciona sus dos últimos desarrollos: el spiced orange y el smoky, dos ginger “que casan a la perfección con todo el abanico de destilados oscuros del mercado”.

El motivo por el que se están relanzando este tipo de bebidas es el auge de combinados con clásicos como el whisky, un mercado en crecimiento. “Algunas marcas no habían contemplado el desarrollo de ginger ale por no existir posibilidad. Tras las campañas que se han realizado, se ha propiciado la entrada de esta variedad. Es la perfecta combinación para aquellos que quieren adentrarse en el mundo del whisky y que provienen de la ginebra o el ron”, comenta el marketing manager de Casalbor Trade (distribuidor de refrescos Indi), Jesús González.

No obstante, tal y como señala Javier Domínguez, Ceo de Santamanía, “los españoles son más de mezclas básicas, de gin-tonics y ron o whisky-cola; este tipo de bebida nunca ha calado en las costumbres españolas”. Opinión que apoyan desde la empresa The Water Company: “El ginger ale es una bebida muy tradicional fuera de España, pero que aquí aún para muchos es una gran desconocida. El afán por ofrecer nuevos sabores y bebidas diferentes han contribuido a la tendencia de utilizar este sabor en los combinados más tradicionales, precisamente para actualizarlos, darles otro aire al tiempo que ofrecemos un nuevo sabor al consumidor”, mantienen desde la marca.

Los expertos recuerdan que este tipo de mixer están pensados para potenciar las características de los destilados oscuros, ya que los matices cítricos y especiados del jengibre aportan frescura y suavizan a este tipo de bebidas. “El ginger beer se adecua a toda ocasión e incluso se puede tomar solo como ‘long drink’”, apuntan desde The Original Tonic. En el caso del ginger ale, su principal baza es la mezcla de sabores conocidos con otros más inusuales. “Gracias a su suavidad, perfecto equilibrio y armonía de sus ingredientes, es perfecto para combinar con brandy, ron e incluso tequila o ginebra”, recomienda Jesús González.

Dentro de la coctelería, es muy conocido su uso en el clásico ‘Dark & Stormy’. “Si le añadimos vodka y jugo de lima, y lo servimos en una taza de cobre, tenemos el ‘Moscow Mule’, otro clásico”, añaden de Original Tonic.

Por su parte, Marc Calabuig, observa diferencias entre el momento y la forma de consumo según las edades. “Con el spiced orange queremos ofrecer un mixer para el consumidor más joven, que lo mezcla con whiskys más suaves, mientras que el smoky es para el consumidor más adutlo que lo mezcla con maltas más sofisticados”, aconseja el representante de Fever-Tree.

Quitar el miedo a experimentar

En definitiva, se trata de fomentar el uso de otros destilados distintos a la ginebra. Las principales compañías de mixers recomiendan a los bartender “ofrecer nuevas sensaciones a través de sus creaciones, pero también una nueva experiencia al probar los cócteles más tradicionales”, remarcan los responsables del nuevo lanzamiento Royal Bliss.

Con estos nuevos mixer “precisamente buscamos dar respuesta a esta sed de novedad, innovación y de explosión de sabores, ofreciendo una gama de productos muy versátiles con más de cuarenta matices que permiten combinaciones infinitas”, declaran.

De esta nueva gama, compuesta por ocho variedades, aconsejan usar el Berry Sensation con ginebra o vodka y frutos rojos; Yuzu Sensation con ginebra y vodka con cítricos; Tonic Water y Tonic Water Zero Sugar con ginebra o vodka y frutos cítricos; o Ireverent Ginger Ale con whisky y frutos cítricos.

La dificultad está en hacer que el consumidor salga de lo de siempre y, lo cierto es que, todavía “no está acostumbrado a este tipo de bebidas”, afirma el representante de la marca Indi. El primer paso es, según The Water Company, “dar la oportunidad de probar y decidir. En el mundo de los mixers es muy difícil, ya que hay dos grandes compañías que controlan el mercado y dificultan la penetración de otras propuestas muy interesantes, pero está claro que sin prueba no hay resultado ni comparativa”.

La mejor manera de dar a probar un combinado con este tipo de bebidas “es recomendándolo a aquellos consumidores que sabemos que quieren experimentar cosas nuevas y a través de la sorpresa, sean capaces de distinguir esos matices que estamos buscando resaltar”, señala Calabuig.

Hacer catas en los puntos de venta y animarse con las diferentes campañas de promoción que se están realizando de cara a atraer al público joven, hasta ahora quizá más recio a este tipo de combinados “más rudos” puede dar “resultados sorprendentes”, según el Ceo de Santamanía.

Como apoyo a esa experiencia diferente que el millenial busca, Javier Domínguez apunta a usar productos naturales, orgánicos, sin conservantes ni saborizantes: “se tiende a pedir alta calidad y, sobre todo, naturalidad, por su mayor impacto en paladar. Productos de elaboración artesanal con material primas de alta calidad”, destaca.

Hoy en día, tal y como apuntan desde The Original Tonic, “todas las empresas invertimos en I+D para desarrollar nuevos sabores que encajen en el mercado, como bebidas sin azúcar realizadas a partir de jugos de fruta para obtener el dulzor deseado o versiones bajas en calorías”.

A la hora de elegir la mejor opción para el negocio, The Water Company recomienda contar con “una gama versátil que satisfaga todos los paladares y que pueda mezclarse con muchas bebidas; en definitiva, que aporten valor diferencial al tiempo que faciliten la tarea del bartender. No hay que olvidar que el 70% de nuestra bebida está compuesta por el mixer”, concluyen desde la marca.

 

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus