Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 26 de mayo, 2020 Turismo comentarios Bookmark and Share
< Volver

Desde el anuncio del presidente del Gobierno de que se podrá viajar por el país en apenas unas semanas, se han disparado las búsquedas de vacaciones de cara a julio y agosto, estando las localidades costeras de la Comunidad Valenciana entre las más demandadas. Mientras, en turismo rural, los datos que se aproximan a los de antes
de la crisis.

El anuncio de la desescalada y la apertura al turismo nacional ha tenido un efecto llamada entre los ciudadanos, que han disparado las búsquedas de vacaciones a través de la red. Según el portal Destinia, en una semana se han incrementado en un 160% las consultas, con Benidorm, Peñíscola y Gancía a la cabeza de los destinos. 

La agencia de viajes también incluye en esta lista las localidades de Salou, Lloret de Mar, Torremolinos, Cambrils y Benalmádena. 

Otro dato esperanzador para el sector lo recoge Casasrurales.net que, ya desde el 15 de mayo, alentaba que los alojamientos rurales estarían al 54,51% de ocupación de cara al mes de agosto. "El inicio de la desescalada, ha dado un gran impulso a las reservas para el periodo estival. Si bien es verdad que los calendarios de muchos alojamientos continúan cerrados, la previsión es muy positiva", señalaban fuentes del portal.

Por Comunidades Autónomas, Asturias con un 62,61% de ocupación estaría a la cabeza, seguido de Baleares (61,20%), el País Vasco (59,74%), Cantabria (58,94%) y Navarra (58,20%).

Por último destacamos las buenas perspectivas en el turismo de camping. Según la Federación Española de Empresarios de Camping (FEEC), el 70 % de las reservas que estaban hechas antes de la crisis del coronavirus se han mantenido. Además, en la última quincena se han incrementado el 70 % las reservas, especialmente de familias españolas que nunca antes se habían alejado en un camping y de nuevos autocaravanistas.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus