Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 2 de abril, 2020 Turismo comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Mesa del Turismo prevé que las pérdidas de la industria en España alcanzarán los 45.000 millones de euros si la temporada de verano no pudiera iniciarse antes de julio, una cifra que podría llegar a los 90.000 millones en el caso de que británicos, franceses o alemanes no pudieran viajar. 

La asociación empresarial Mesa del Turismo plantea tres posibles escenarios sobre el impacto económica que la pandemia del coronavirus va a tener en las empresas turísticas:

El planteamiento más optimista contempla que la temporada alta pudiera iniciarse en junio. Teniendo en cuenta las pérdidas derivadas de la cancelación de eventos como el MWC de Barcelona, las Fallas de Valencia o la Feria de Sevilla, etc., así como el hecho de no poder salir de viaje en Semana Santa, los expertos consideran que se produciría una merma para el mercado de 25.000 millones de euros. 

La estimación de las pérdidas en el caso de que la temporada no pudiera iniciarse hasta mediados de julio, serían de 45.000 millones de euros, "ya que el flujo de visitantes extranjeros podría situarse por debajo del 60% del año 2019, teniendo el periodo estival poco más de 80 días.

Por último, si con todo los emisores de turistas más importantes (británicos, alemanes, franceses, italianos, entre otros) no pudieran o quisieran viajar por razones sanitarias o simplemente económicas, "las pérdidas para el conjunto del sector podrían alcanzar más de 90.000 millones de euros y los consiguientes cierres y concursos de acreedores de miles de empresas, así como la destrucción de un gran porcentaje del empleo turístico", advierte la asociación.

Decepción con el gobierno y sus medidas

Con estas estimaciones en la mano, el presidente de la Mesa del Turismo, Juan Molas, ha remitido una carta al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la cual  manifiesta su decepción por las decisiones tomadas hasta ahora. "Nos duele que países miembros de la Unión Europea estén tomando medidas de gran nivel y alta responsabilidad que reflejan una mayor sensibilidad, comprensión y compromiso en favor de la búsqueda de soluciones a corto, medio y largo plazo, con especiales medidas tanto financieras, como fiscales y laborales, para evitar que miles de empresas se vean abocadas a cerrar definitivamente sus actividades”, argumenta en su escrito Juan Molas.

Como medidas excepcionales, la Mesa del Turismo solicita que "de forma inmediata" se articule y facilite el importe de las líneas de avales hasta un 100% de los créditos para las empresas. De lo contrario –se argumenta- el sector financiero difícilmente podrá articular las líneas solicitadas.

El aplazamiento de los pagos de impuestos así como de las cuotas de la seguridad social entre marzo y septiembre, es otra de las medidas que reclaman los empresarios.

En relación a los ERTES, la agrupación turística requiere una "mayor capacidad, rapidez de gestión y posibilidad de extenderlos más allá de la finalización del estado de alarma", teniendo en cuenta la caída de la demanda en general y los cierres de empresas.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus