por InfoHoreca 15 de febrero, 2018 Restauración comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las ventas de los bares y restaurantes españoles han aumentado un 2,5% en 2017 gracias, en parte, al empuje de los establecimientos de comida rápida. Hamburgueserías y restaurantes de comida italiana son los que más facturan, según el último informe sobre consumo fuera del hogar de NPD Group.

Se sale más a comer fuera y también se gasta más en cada visita al bar o al restaurante. Así lo refleja The NPD Group en su último informe sobre consumo fuera del hogar, en el que se recoge que el sector tuvo unas ventas de 36.024 millones de euros, un 2,5% más que el año pasado.

El aumento de las ventas se apoya en un avance del 1,3% en el número de visitas, con 98 millones de consumos adicionales fuera del hogar, y en una subida del 1% en el gasto medio por comensal, hasta 4,88 euros por visita.

“La mejora del contexto económico favorece la tendencia de recuperación de tráfico en la restauración. El incremento de las visitas y un gasto medio incipientemente creciente permite al mercado superar el nivel de los 36.000 millones en ventas por primera vez desde 2011”, destaca Vicente Montesinos, director ejecutivo de The NPD Group en España.

Los restaurantes de servicio rápido –establecimientos de fast food, cafeterías y bares de tapas— aportan el 86% del incremento de visitas registrado el año pasado, siendo la mayor subida del ticket medio la de los restaurantes italianos y las hamburgueserías.

En términos generales, las cadenas de restauración cerraron el año con un peso del 23% sobre el total de las ventas del mercado.

Más almuerzos y desayunos fuera de casa

En cuanto a los momentos de mayor consumo y ganancias son los almuerzos y desayunos los que se llevan la palma. Ambos se recuperan en el consumo diario ente semana. También suben las visitas en la franja de la comida durante el fin de semana, especialmente en los restaurantes a la carta.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus