por InfoHoreca 20 de septiembre, 2017 Hostelería comentarios Bookmark and Share
< Volver

El nuevo proyecto creativo de Jordi Roca viene de la mano de un lanzamiento de la marca de automóviles Citroën, que ha apostado por el mejor repostero del mundo para su campaña. Roca ha diseñado una edición especial inspirada en las características del Nuevo SUV Compacto Citroën C3 Aircross. Mostramos el resultado.

Jordi Roca, el mejor repostero del mundo y chef tres estrellas Michelin, ha creado para Citroën el primer helado inspirado en su coche SUV Compacto Citroën C3 Aircross.

Los famosos helados y toppings vanguardistas de Rocambolesc Gelateria creados para Citroën han sido cuidadosamente seleccionados por Roca, Alejandra Rivas, directora de Rocambolesc y su equipo de diseñadores gráficos y científicos.

Esta edición especial de helados se ha inspirado en cinco de las características del nuevo coche de Citroën. Por un lado, han dotado de sabor a la inédita personalización del coche, con hasta 85 combinaciones distintas, bañando los helados con los colores de su carrocería.

El techo acristalado panorámico practicable forma parte de una configuración sorprendente del helado; su polivalente Grip Control con control de descenso (Hill Assist Descent) se puede saborear a través de atrevidas texturas e ingredientes; el espacio y la modularidad record de este SUV ha sido representada por Roca con pipetas de distintos tamaños que contienen deliciosos ingredientes; y la avanzada Conectividad del coche se puede degustar con papel comestible con imágenes gráficas muy tecnológicas.

Las ocho tonalidades de carrocería bañarán los helados en colores de Rocambolesc como el Beige Sable, el Cosmic Silver, el Rojo Pasión o el Breathing Blue; los tres colores del techo se pueden saborear con las propuestas Negro Tinta, Blanco Natural y Naranja Spicy.

Roca ha diseñado también un helado distinto para cada posibilidad que ofrece el Grip Control del nuevo SUV de Citroën. Así, la conducción en nieve se podrá degustar con un delicioso helado de coco rallado y yogurt liofilizado, en arena con un delicioso sable de mantequilla, y para conducir sobre barro, a través de las sensaciones únicas del garnache de chocolate cara crakine en textura untuosa.

Otros sorprendentes ingredientes como el humo, carbón de reyes, sésamo negro, rosa, cúrcuma y plata forman parte de la propuesta del repostero.

Jordi Roca se ha mostrado encantado con el proyecto. “Es la primera vez que un coche me ha servido de inspiración. Desde el primer momento me sedujo la idea, que me ha divertido mucho, dejándome llevar por la imaginación”, ha manifestado el chef.


 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus