Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 8 de noviembre, 2016 Hostelería comentarios Bookmark and Share
< Volver

Hasta el miércoles 9, los cocineros participantes en el Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid demuestran por qué España es el país de la cocina en miniatura por excelencia. En los platos, pescados y mariscos noruegos, los invitados del certamen y como presidenta del jurado, la chef María Marte.

El lunes tuvo lugar el pistoletazo de salida de la XII edición del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid, organizado por el Ayuntamiento de la localidad. Entre las novedades incluidas este año, destaca la presencia de Noruega como país invitado.

En representación del país, el Consejo de Productos del Mar de Noruega ha organizado una completa agenda de actividades en la que tanto el público profesional como el general, donde descubrir pescados y mariscos inéditos en España.

Potencial de los pescados noruegos

El embajador de Noruega en España, Helge Skaara, en su intervención durante la inauguración, ha mostrado su convencimiento de que los pescados y mariscos de Noruega tienen un gran potencial para los profesionales de la restauración. Tal y como ha manifestado, "la procedencia, las frías aguas de los mares de Noruega, es una de las claves de la excelencia de unos productos que tienen las puertas abiertas en, prácticamente, todo el mundo".

Hondarribia e Irún hacia la gloria

Entre los cocineros que estos días participan en el certamen, destacar la presencia de Erika Medina e Iñigo Tizón, del bar Gran Sol de Hondarribia, con su pintxo finalista  “Lingote de pato a la naranja” . Se trata del plato subcampeón en el Campeonato de Pintxos Amstel oro, celebrado la pasada semana en el Palacio Kursaal de Donostia-San Sebastián. Se trata de uUn pato asado a baja temperatura, pato confitado, jamón de pato, una salsa reducida también con elementos del pato con una reducción de naranja, unas perlas de jengibre… Y va rematado con una teja de naranja y polvo de las pieles del propio pato. "Una explosión de sabores. Incluso el pan está hecho con esencia de naranja”, comentan.

El Gran Sol es uno de los fijos en todas las finales del concurso de Valladolid, y en esta ocasión, tendrá que medirse a otros 47 finalistas. Entre estos están David Rodríguez del Danako y Félix Manso, los dos representantes de Irún y también finalistas en el campeonato donostiarra.

El primero presenta una especia de mini hamburguesa, "que se come fácilmente con la mano en tres bocaditos, y que es un guisote de caracoles con jamón, al que acompañamos un poco de manzana verde, regaliz y una crema fina de ajos, y que rematamos con una espuma de Idiazabal ahumado", dice David Rodríguez.

Por su parte, Félix Manso el restaurante de su mismo nombre en Ibarla, presenta en Valladolid "¿Hacemos manitas?", el pintxo con el que participó también en el Palacio Kursaal. Se trata de un pintxo de manitas de cerdo con toques de ali oli de ajo negro, mayonesa de eneldo y de cacahuetes, aceite de sésamo tostado y salsa agridulce. Va junto a un bacalao y una galleta de pasto wonton".Rodríguez.

Una presidenta de lujo

Esta duodécima edición del concurso, por vez primera en su historia, cuenta con una presidenta de jurado: María Marte, Premio Nacional de Cocina 2014 por la Real Academia de la Gastronomía de España, asentada en Madrid desde hace más de una década y única cocinera de la capital poseedora dos estrellas Michelin y dos soles en la Guía Repsol.

Se da la circunstancia de que en la pasada edición del concurso la mejor tapa fue elaborada, también por vez primera, por una cocinera profesional: la chef del restaurante vallisoletano Don Bacalao, Isabel González.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus