Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 4 de marzo, 2016 Hostelería comentarios Bookmark and Share
< Volver

El 5 de marzo se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética y los hoteles ´eco´ lo celebran mostrando que es posible reducir la demanda de recursos si se instalan los sistemas adecuados para lograrlo. La cadena Sallés Hotels es una de las tantas que han logrado optimizar su consumo. Analizamos qué medidas han utilizado para lograrlo.

Desde 1988 se celebra cada 5 de marzo el Día Mundial de la Eficiencia Energética. Cadenas como Sallés Hotels lo celebra mostrando cómo implementado sistemas de optimización de consumo en diferentes unidades de negocio ha conseguido reducir su demanda energética y reducir su impacto ambiental.

Cuatro de los establecimientos de la cadena disponen de soluciones específicas para reducir el consumo energético. La cadena ha conseguido importantes avancesdebido a la instalación del Sistema SGClima, de la empresa IndoorClima, en dos de sus establecimientos en Cataluña, donde habían detectado un incrementado su consumo energético una media del 12%. 

Se trata de una tecnología implantada en el circuito de climatización. Instalado en las enfriadoras de los alojamientos, este sistema permite mediante algoritmos ajustar automáticamente los equipos en función de la demanda, manteniendo el nivel necesario de confort para cada momento sin generar excesivas demandas sobre los recursos energéticos.

Resultados

En verano de 2013 se instaló dicho sistema en SH Ciutat del Prat, acción que ha permitido optimizar los recursos eléctricos un 14,5% en relación al consumo medio de los años anteriores. Guiada por la tendencia positiva en eficiencia energética, la gerencia de la cadena ha extendido SGClima a otros puntos del establecimiento, como han sido las cocinas y el lobby, y se han establecido programas de formación para los empleados en materia de buenas prácticas para el consumo responsable. Con todo ello, el hotel ha conseguido contener el 8% de su consumo hasta 2016.

La satisfactoria experiencia, llevó en octubre de 2014 a replicar el caso en Sallés Hotel Pere IV, consiguiendo unos datos igualmente positivos. La conservación de energía ha sido del 10% en 2015. Ambos casos permiten disminuir el consumo de electricidad, evitando emisiones contaminantes.

Energía solar en los hoteles de la Costa Brava

La cadena también dispone desde 2013 de sistemas de placas solares instalados en sus dos unidades de negocio ubicadas en la Costa Brava: Sallés Hotel & Spa Cala del Pi y Sallés Hotel & Spa Mas Tapiolas. La energía calorífica sobrante se utiliza para aclimatar las aguas de piscinas y jacuzzis de las áreas spa de los dos primeros establecimientos y las piscinas interiores situadas en el interior de las 13 habitaciones que conforman Sallés Hotel Suites Natura, integradas en el complejo Mas Tapiolas.

Sólo en SH Cala del Pi la optimización ha sido del 10% en 2014 y del 10% en 2015, llegando incluso al 50% de eficiencia en los meses de verano. En el caso de SH Mas Tapiolas se ha conseguido mantener el consumo registrado en 2012, un dato satisfactorio teniendo en cuenta que en 2015 el establecimiento incrementó en un 25% su oferta de plazas de alojamiento –debido a la inauguración de las Suites Natura-.

Un ejemplo a seguir

Para la cadena, que ya tiene contempladas acciones similares en el resto de sus establecimientos, cumplir con sus objetivos en materia de sostenibilidad energética ha sido rentable. La inversión destinada para la implementación de los sistemas solares ya ha sido prácticamente amortizada, debido a la gran cantidad de energía calorífica que permiten acumular, favoreciendo la cada vez mayor independencia con respecto a las calderas. De hecho, se ha conseguido apagar las calderas en su totalidad durante determinados momentos de la actividad de los hoteles y funcionar exclusivamente con el acumulado de las placas-.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus