por InfoHoreca 25 de febrero, 2016 Turismo comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Informe sobre la Demanda del Turismo del Vino realizado por la Asociación de Ciudades del Vino de España (Acevin) dibuja el perfil del enoturista y la demanda de este tipo de viajero. Con una estancia media de 2,07 días y un gasto por persona y día de 133,98 euros, los datos revelan que el impactio del turismo rural es mucho más importante de lo que se podría pensar.

Acevin destaca en su último informe sobre la Demanda del Turismo del Vino que los viajeros que eligen el enoturismo suelen ser de parejas (43%) y grupos de amigos (31,3%), con una edad de entre  36 y 45 años y, a pesar de lo que se pudiera pensar, no suelen ser grandes entendidos en vino. De hecho, un 52,1% se considera aficionado, un 23,4% principiante y solo un 17,5% se define como apasionado o entusiasta.

Pero lo que sin duda es relevante es el gasto económico del enoturista: 133,98 euros diarios. La media por estancia suele ser de 2,07 días, por lo que el gasto medio del total de una ruta enoturística sale a  277,34 euros, cifra muy superior al del turista extranjero (126 euros, según el último dato publicado por el INE - Egatur) y aún mayor comparado con los 31,9 euros de media que gasta el turista español en sus viajes por España (según datos de Familiatur).

Alojamiento (34,1 euros/día), restauración (33,2 euros/día) y la compra de vino (29,10 euros/día) son las partidas en las que más se gastan los enoturistas. 

Elegir el alojamiento

Los establecimientos de calidad media-alta y media, así como los alojamientos rurales y los apartamentos se sitúan entre los favoritos de los enoturistas, si bien en términos generales se ha reducido el porcentaje de alojados en establecimientos hoteleros del 61,6% al 54,2%, en favor del alojamiento en casa de familiares y conocidos.

Por otra parte, se mantiene el equilibrio entre quienes pernoctan (49,3%) y quienes no lo hacen (50,70%).

¿Qué demandan?

Un 38,5% de los encuestados realiza el viaje motivado por la cultura del vino y el 37,9% afirma haberlo elegido como parte de sus vacaciones, lo que sitúa al enoturismo como elemento de ocio y disfrute. Se detecta, además, un incremento en la demanda de actividades de naturaleza y de índole cultural.

En lo que se relaciona con la organización del viaje, destaca un incremento de reservas con paquete turístico y, en este sentido, cabe resaltar la labor de paquetización que se está realizando en los destinos. Es el caso de la Ruta del Vino de Rueda, donde se han creado agencias especializadas en enoturismo que desarrollan y ofrecen productos innovadores y atractivos para descubrir el territorio, sumando servicios de restauración y visitas a diferentes recursos, entre otros.

Por último,  los resultados del informe realizado por Acevin arrojan un elevado índice de satisfacción, situado en 8,22 puntos sobre 10, destacando aspectos como las visitas a las bodegas, la hospitalidad y la atención al cliente, la estancia en alojamientos y la gastronomía.

 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus