Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 24 de septiembre, 2015 Proveedores comentarios Bookmark and Share
< Volver

El primer whisky destilado en el espacio marca un antes y un después en la maduración de este destilado. Ardberg, que inició el experimento en 2011, cuando envió muestras de su whisky recién salido del alambique al espacio a borde de una aeronave rusa, revela que la gravedad influye en el aroma y sabor de esta bebida. 

El grupo de expertos en whisky y científicos independientes encargados de la investigación acaba de hacer públicos los resultados de la misión espacial que hace cuatro años convirtió a Ardbeg (grupo LVMH) en la primera destilería de la historia en madurar un whisky en el espacio.

El experimento revela importantes conclusiones para el single malt y puede que también para todo el sector del whisky y los destilados. Por ejemplo, del estudio de las condiciones de microgravedad se ha determinado que la gravedad cercana a cero influye en el comportamiento de los terpenos, unidades estructurales que conforman el sabor de numerosas comidas, vinos y también del whisky. Esto da lugar a nuevos perfiles de sabor sin precedentes.

Casi tres años en órbita

La destilería, junto con la empresa estadounidense de investigación espacial NanoRacks LLC, envió al Laboratorio Nacional de EE UU un cargamento de ampollas que contenían destilado de whisky Ardbeg recién salido del alambique y fragmentos de roble tomado de las barricas de la misma destilería. 

Estas muestras  emprendieron en 2011 su viaje al espacio a bordo de una aeronave rusa no tripulada que despegó desde Kazajistán. En total, el whisky han estado orbitando casi tres años a unos 320 kilómetros de la superficie terrestre a una velocidad de 77,724 kilómetros por hora 15 veces por día. 

Estudio en tierra

En septiembre de 2014, ya en tierra, un equipo de Ardbeg, y expertos en whisky y científicos independientes analizaron el de whisky madurado en gravedad en comparación con las muestras elaboradas en la destilería situada en la isla escocesa de Islay.

El análisis incluía una evaluación organoléptica –de olor y sabor-, cromatografía de gases, espectrometría de masas y cromatografía de líquidos a alta presión.En tres de las cuatro fases del estudio se identificaron diferencias considerables.

Según Lumsen,  Bill Lumsden, bioquímico de promoción, “las muestras espaciales eran sensiblemente diferentes. Al oler y probar las muestras del espacio, noté que ahí destacaba mucho más el carácter ahumado y fenólico que caracteriza Ardbeg pero además, sentí una combinación diferente de aromas ahumados con la que no me había encontrado hasta la fecha en la tierra”.

Ardbeg Supernova, un exclusivo whisky del espacio

Para celebrar la publicación de los resultados de este experimento pionero, la Destilería ha lanzado Ardbeg Supernova, un nuevo embotellado de Ardbeg Supernova 2015. 

Con aroma a pimienta, toques de hierbas aromáticas, y un final a notas de frutos ahumados, algas marinas e hinojo, Ardbeg Supernova, que embotella el Ardbeg con mayor presencia de turba, está solo disponible para los seguidores de la marca que forman el Comité Ardbeg.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus