Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 10 de marzo, 2015 Bodega comentarios Bookmark and Share
< Volver

Bodegas Gil Berzal lo ha conseguido para un vino de rioja crianza y Bodega Señorío de Astobiza, para un txakoli alavés. Se trata de las dos primeras bodegas del paísen obtener este reconocimiento, que hasta el momento sólo lo tenía una bodega italiana. 

Las bodegas vascas Bodegas Gil Berzal y Señorío de Astobiza son las dos primeras bodegas del país en obtener una Declaración Ambiental de Producto (siglas en inglés, EPD) según el prestigioso programa sueco International EPD System. Hasta el momento, sólo una bodega italiana contaba con este distintivo ecológico. 

La EPD es un documento verificado y registrado que va más allá del cálculo de Huella de Carbono, comunicando información "transparente y comparable" sobre el impacto ambiental del ciclo de vida de los productos. 

Para obtener la declaración ambiental, Neiker-Tecnalia (Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario), y la consultoraen ecodiseño IK ingeniería, han analizado las fases del ciclo de vida de los vinos seleccionados teniendo en cuenta el enfoque “cradle to grave” (de la cuna a la tumba).

Esto engloba cuatro fases principales:

  • la fase agrícola o de campo (labores de campo, consumo de productos agroquímicos etc.);
  • la fase de bodega o elaboración (consumo de energía, productos enológicos, materiales de embalaje etc.),
  • la fase de distribución (transporte de las botellas) y
  • la fase de consumo y fin de vida del producto (gestión de residuos).

Posteriormente, se han calculado todos los indicadores ambientales requeridos que se han validado por una entidad independiente, Tecnalia Certificación.

Esta iniciativa se enmarca dentro de un proyecto financiado por el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad el Gobierno Vasco, más concretamente dentro del programa Berriker del 2013. 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus