por InfoHoreca 26 de agosto, 2014 Restauración comentarios Bookmark and Share
< Volver

Lo tienen todo para triunfar en un mercado como el actual. Sus promociones y modo de organización han hecho reconsiderar el modelo de negocio tradicional y arañarle un buen puñado de clientes. Expertos de varias enseñas que ya exportan su éxito a otros países dan las claves para conocer cómo han logrado conquistar las principales calles de las ciudades españolas. 

En los años que llevamos de crisis, de 2008 a 2013, el sistema de franquicias se ha visto reforzado creciendo un 1,4% el número de locales de todo tipo y un 2,6% el empleo, según Xabier Vallhonrat, presidente de la asociación que las agrupa, AEF

“A la hora de visitar un establecimiento se buscan nuevas experiencias. Por eso, es fundamental que estemos constantemente innovando para responder a las expectativas de nuestros clientes”, señala Elvira Durand, directora general de Operaciones de Comess Group, propietaria de las marcas Lizarran y la Cantina Mariachi. La enseña cuenta con más de 300 locales, también en otros países como EE UU y Marruecos. En su caso, tiene muy claro qué es lo que les ha hecho triunfar: ofrecer al cliente “justo lo que quiere: una experiencia completa desde el momento en el que pone el pie en ellos”. 

Coincide en este planteamiento Miguel Ángel Oroquieta, socio director de la consultora T4 Franquicias. Su empresa conoce bien cómo ha evolucionado este negocio y considera que no se trata de una moda aunque recomienda planificar bien la estrategia para que no naufrague. 

Principales errores
De hecho, una de las cuestiones clave para cualquiera que se plantee montar un local es la planificación y evitar los errores más comunes. En este sentido, Carlos Ávila, director de Expansión de la región de Cataluña y Andorra de la cadena Subway, resume todas las equivocaciones en una sola: no realizar una exhaustiva investigación previa que le permita tener la máxima claridad del proyecto en el que se está embarcando. “En muchas ocasiones la ilusión y las prisas no permiten tomar decisiones correctas cuando se desea ser emprendedor”, recalca Ávila. 

Elvira Durand añade otro fallo a tener en cuenta: la creencia de que el contar con una franquicia ya te lo da todo hecho. “Es una herramienta muy útil que ofrece una mayor seguridad de que tu esfuerzo será recompensado, pero nada puede sustituir a este trabajo”. 

Experiencia para primerizos
En cuanto a la inversión necesaria, los especialistas reconocen que varía mucho, tanto que puede ir desde 3.000 euros hasta un millón. La capacidad de retorno todavía es una incógnita mayor. “Depende de muchos aspectos, pero sobre todo de la capacidad del franquiciado de sacar el máximo partido a la fórmula comercial que está explotando”, insisten desde la consultora T4 Franquicia. 

De la misma opinión es el portavoz de Subway, que cuenta con 55 locales repartidos por toda la geografía española, que suma una variable más a esta ecuación. “La franquicia es una buena inversión hoy en día ya que tiene un crecimiento constante en una época de mucha inestabilidad y por que le da acceso al emprendedor primerizo a una experiencia previa y un ‘know how’ que evita que se cometan muchos errores que pondrían en riesgo el éxito del proyecto”, advierte Ávila.

Un parecer que comparte Durand al considerar que ofrece unas herramientas “muy valiosas para desenvolverse en un contexto complicado”. El contacto estrecho entre los supervisores de este tipo de cadenas y franquiciados es una de las mejores bazas para que funcione el negocio. “Intentamos ayudarles en cada momento, recibe visitas de nuestros directivo para conocer cuál es su situación y necesidades. No hay que olvidar que ellos son nuestra imagen y parte esencial de nuestra marca”.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus