por InfoHoreca 20 de marzo, 2014 Hostelería comentarios Bookmark and Share
< Volver

La rentabilidad de los alojamientos hoteleros de los dos principales focos turísticos del país se ha visto resentida en el mes de enero. Según los últimos datos del informe HotStats, distribuido por Magma Hospitality Consulting, la caída de los precios (un -6,4% y -4,5%, respectivamente) no se compensó con una mayor ocupación.

La bajada de precio del mes de enero tanto en Madrid como en Barcelona da un toque de atención al sector hotelero frente a la tendencia positiva registrada a finales de 2013.

Según los resultados del informe HotStats distribuido por Magma Hospitality Consulting, a pesar de que la opcupación en los hoteles de 4 y 5 estrellas de ambas ciudades fue mayor que hace un año, la rentabilidad de éstos se ha visto disminuida.

Los hoteles de la Ciudad Condal registraron 904.391 pernoctaciones, un 48% más respecto a 2013; mientras que en Madrid la ocupación se mantuvo en las mismas cifras, con un 50%. Pese a esta evolución de la demanda, el precio medio descendió un 6,4%, en el caso de Barcelona (situándose en los 139 euros); y un  -4,5% (118,80 euros) en Madrid.

Para la consultora estos datos hacen prever un aumento de la ocupación en los próximos meses, a los que miran con optimismo. De hecho, creen que la guerra de precios provocada por la entrada de una nueva oferta hotelera, tocará techo. "Cada vez hay más habitaciones disponibles, no solo hoteleras, y la demanda crece pero no tanto. El techo no es infinito”, apunta Bruno Hallé, socio-director de Magma Hospitality Consulting.

Aunque, hay que tener en cuenta que para ambas ciudades el mes de enero es históricamente un mes de bajas ocupaciones, en un escenario positivo con ocupaciones similares o superiores no cabría esperar cifras con rentabilidades negativas.

Los gastos fijos de los hoteles se han mantenido y un descenso en el precio medio ha afectado directamente su beneficio, que ha bajado durante este mes en un -10% en el caso de Barcelona, y en -6,3% en el caso de Madrid.

 “Ha llegado el momento de equilibrar la llegada de más turistas con la oferta, e intentar evitar caer en una guerra de precios que vuelva a generar el efecto dominó de bajada de rentabilidad del sector, algo que ya hemos vivido durante estos años de crisis”, concluye Albert Grau, socio-director de la consultora.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus