por InfoHoreca 14 de diciembre, 2018 Equipamiento comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Pizza-System de OEM, distribuido en exclusiva en España por Eurofred, engloba y automatiza todos los procesos de elaboración de este plato con unos resultados artesanos.

Eurofred presenta la gama Pizza-System de OEM que renueva su diseño con un acabado plateado, y ofrece máxima versatilidad, tecnología de última generación y fácil manejo, permitiendo optimizar el proceso de creación de pizzas. El sistema cubre todo el ciclo de producción de la pizza, desde el amasado al horneado, y cada fase permite un control integral para asegurar los mejores resultados.

El primer elemento del sistema es la amasadora, que se ofrece en cubas de acero inoxidable de diferentes capacidades: de 20 a 60 kilos de masa. La oferta incluye cubas fijas o extraíbles, de una o dos velocidades y con alimentación eléctrica monofásica o trifásica. Además, la estructura de acero barnizado aseguran máxima robustez e higiene.

El siguiente elemento del sistema son las porcionadoras boleadoras, que pueden ser equipos independientes o “todo en uno”. Basta con introducir la masa y el equipo hace el resto, creando las porciones con el peso establecido por el maestro pizzero. El sistema permite calibrar la cantidad de masa en una escala que va de 50 a 300 gramos, que la porcionadora suministra automáticamente y de manera precisa.

Una vez que el pizzero tiene la masa en las porciones deseadas, el siguiente paso es darle forma de bola, tarea de la que se encarga la boleadora, una máquina que crea bolas perfectas de masa con el peso ideal, sin intervención manual.

El siguiente paso del proceso es dar forma a las pizzas tras la necesaria fermentación de la masa. Una tarea de la que se encarga el Pizza Form. Basta con meter las bolas entre los platos de este equipo para, en segundos, tener la masa de la pizza en el diámetro y grosor deseados y con un acabado y apariencia artesanal. El sistema dispone de dos platos -el superior fijo- con calibración de temperatura independiente, que facilitan el perfecto sellado de la masa.

Todo el proceso y la maquinaria están diseñados para ofrecer la máxima seguridad: ni cortes ni quemaduras, y una fácil limpieza, ya que los elementos se desmontan fácilmente y se pueden introducir en el lavavajillas.

Un horno para cada necesidad

La oferta de OEM se completa con la gama de hornos, todos con una cámara de horneado fabricada con ladrillo refractario. Pueden ser eléctricos o de gas, modulares y apilables, con modelos que incorporan en la puerta la extracción de humos para facilitar su instalación.

La gama comienza con el modelo Start, el más pequeño, para pizzas de un máximo de 35 centímetros, ideal para pequeños establecimientos que necesitan un equipo sobre mostrador de pequeño tamaño y polivalente.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus