Publicidad Publicidad
por InfoHoreca 9 de diciembre, 2019 Proveedores comentarios Bookmark and Share
< Volver

El consorcio Room 2030, en el que participa Cosentino junto con otras empresas, trabaja en el diseño de la habitación para hotel del futuro un espacio con productos y soluciones avanzadas para asegurar la salud, sostenibilidad y la conectividad, entre otras necesidades.

Grupo Cosentino, ArcelorMittal, Ecus, Estudio Baragaño, Geopannel, NormaGrup, Roca, Saint-Gobain, el Hotel Palacio de Avilés (como socio usuario) y Jansen (como socio suministrador) forman el consorcio Room 2030, cuyo objetivo es el desarrollo de la habitación del futuro, que se instalará a mediados de enero en el Centro Niemeyer de Avilés (Asturias), donde se probarán las diferentes soluciones desarrolladas y se evaluará la interacción con los usuarios. 

"La combinación de socios industriales y socios usuarios (el hotel) permite testar las innovaciones tecnológicas en un entorno real y aporta un valor añadido al laboratorio sin precedentes", explicaron sus responsables en su presentación. Se trabaja con la premisa de integrar la tecnología en la habitación respondiendo a las actuales exigencias de sostenibilidad, conectividad, salud, flexibilidad e innovación.

"Room 2030 tiene la vocación de convertirse en una solución modular de construcción industrial que incorpora nuevos materiales y tecnologías disruptivas, con el propósito de transformar así la forma en la que se construyen habitaciones para hoteles en una primera etapa y para otro tipo de equipamientos sociales en una segunda. Esta solución podría ser comercializada globalmente", apuntan.

Innovaciones en Room 2030

Se han buscado elementos tecnológicos que favorezcan el mantenimiento y sustitución de componentes, y una tecnología muy accesible y no invasiva, que mantenga al usuario siempre conectado con la naturaleza y garantice su bienestar.

Así, en Room 2030 podrán verse otras innovaciones como elementos modulares móviles en el diseño, fabricación 3D metálica, materiales naturales y reciclables, inodoros sin cisterna, recreación de luz natural en el interior, luminarias que cuidan de la salud, vidrios que se vuelven opacos o transparentes en función de las necesidades, un nuevo concepto del descanso, domótica, control por voz, internet de las cosas...

Cosentino participa con Dekton Slim

La aportación de Cosentino a la habitación de hotel del futuro podrá es el revestimiento Dekton Slim, superficie con un formato y una ligereza "idóneos para aplicaciones donde se necesitan materiales livianos y de altas prestaciones al mismo tiempo", como revestimientos de mobiliario de cocina, paredes, solería, techo del baño, así como techos o suelos exteriores.

Con tan sólo 4 mm de espesor, y gracias a su sistema de fijación modular, Dekton Slim permite sustituir las piezas aplicadas en revestimientos con gran facilidad, modificando por completo la estética del espacio.

En Room 2030, la combinación de Dekton Slim con tinta de grafeno AcerlorMittal otorga a la superficie ultracompacta cualidades de revestimiento radiante, máxima eficiencia energética y un diseño minimalista y funcional.

El origen del proyecto Room 2030

En 2014 se instaló en el centro de I+D de ArcelorMittal en Avilés la B-home, un demostrador de construcción modular, diseñado en colaboración con el estudio de arquitectura Baragaño. En 2018 surgió la necesidad, por parte del hotel Palacio de Avilés (en el Top10 mundial de Hoteles NH), de ampliar el número de habitaciones. En total la nueva expansión cuenta con 22 habitaciones, a las que se sumará una vigésimo tercera, que actuaría como laboratorio de tecnologías para implementar en las 22 habitaciones previas del proyecto de expansión del hotel.

El 24 de abril de 2019 se celebró la primera reunión del consorcio, en la sede I+D de ArcelorMittal en Avilés. Desde entonces han trabajado conjuntamente para crear un primer módulo, que es el que será probado en  en el Centro Niemeyer.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus