por InfoHoreca 27 de agosto, 2014 Proveedores comentarios Bookmark and Share
< Volver

Heineken lanza la primera escuela especializada en servir cerveza. La Star Serve Academy ofrece desde septiembre en Madrid y Barcelona programas de formación a empleados de hostelería con el objetivo de mostrarles el tiraje de la caña perfecta y su repercusión en el negocio. Valencia y Bilbao serán las próximas ciudades en sumarse a esta iniciativa. 

El tiraje de la cerveza afecta a la textura, al sabor y al atractivo del vaso. Sin embargo, no todos conocen la técnica que permite servir la caña perfecta. Heineken, a través de la escuela especializada en servicio de cerveza, la Heineken Star Serve Academy, instruye a los hosteleros en cómo se hace y cuál es su repercusión en el negocio.  

Los cursos corren a cargo de expertos en la materia formados especialmente por los Global Draught Masters de Amsterdam, encargados de estos programas en los que se enseñan las claves para que el público disfrute al máximo de su cerveza.

El plazo de matrícula estará abierto en Madrid y Barcelona a partir del 1 de septiembre, y en Valencia y Bilbao desde octubre. Las sesiones tendrán un máximo de 15 participantes y se impartirán entre el aula de formación y los locales de cada cliente, en este último caso con un horario personalizado. Las inscripciones pueden realizarse a través de la web www.starserveacademy.es

La espuma: el secreto de tirar bien la cerveza
Según los Draught Masters, si se pretende que la cerveza tenga el sabor perfecto, el secreto reside en cuidar especialmente su cabeza de espuma, ya que ésta forma una capa protectora que preserva las cualidades del producto.

Así, el oxígeno no llega a tocar la cerveza, evitando ese desagradable sabor amargo propio de la oxidación. Esta cabeza de espuma evita, además, que el gas contenido en la cerveza escape, de modo que permanecerá más tiempo fresca y deliciosa.

Estos serían, según los expertos, los cinco pasos para un tiraje perfecto

1. Enjuagar. El vaso se enjuaga con agua fría y no se seca con un trapo, ya que dejaría fibras que pueden destruir la capa de la cabeza de la cerveza. 

2. Servir. Deja que salga algo de cerveza antes de poner el vaso debajo y controlar el flujo y las espirales. Después, dejar que desborde un poco. 

3. Cortar la espuma. El exceso de espuma se ha de retirar con una espátula mojada y dejar una capa fina de agua en la parte superior que la protege del oxígeno y la mantiene por más tiempo. 

4. Revisar. Si tiene dos dedos de espuma y ésta descansa sobre los hombros de la estrella roja de Heineken se mantendrá fría y fresca durante más tiempo deteniendo la oxidación. 

5. Entregar. Siempre usar posavasos orientando el logo o nombre de la marca hacia el consumidor. 

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus