Publicidad Publicidad

Reportajes de hostelería

Nuevas tendencias en el diseño hotelero en el proyecto ganador del concurso Eurostars Hotel Lab

por Infohoreca 8 de noviembre, 2017 Equipamiento comentarios Bookmark and Share
< Volver

Paula Fernández y Ernesto Sampons son los vencedores de la segunda edición del concurso Eurostars Hotel Lab enfocado a la innovación y al diseño de espacios hoteleros, organizado la cadena Eurostars Hotels. El jurado ha valorado el planteamiento de “un diseño más humano de los vestíbulos”.

Desde luego, no hay una segunda oportunidad para una primera impresión. Es por este motivo que resulta tan importante cuidar con detalle el diseño y la distribución de la recepción de un hotel. De este modo, el área del lobby se reinventa y adquiere un peso más importante, convirtiéndose en un espacio polivalente que aglutina otras áreas en las que los huéspedes interactúan con una mayor libertad y en el que pasan más tiempo durante su estancia.

Del mismo modo que evoluciona y cambia el modo de viajar, los diseños y espacios de los hoteles también. Así, los trabajos recibidos en este concurso tienen como nexo común el interés por plasmar y adaptarse a las tendencias de diseño en el sector hotelero, otorgando una mayor importancia a las zonas comunes, haciéndolas más amplias, multifuncionales e inteligentes.

‘Revolve’, el proyecto ganador de los barceloneses Paula Fernández y Ernesto Sampons, que ha percibido una dotación económica de 8.000€, plantea un diseño más humano de los vestíbulos. La experiencia es el elemento vertebrador del diseño: un nuevo concepto que apuesta por la humanización a través de las relaciones interpersonales que se generan en este espacio y los acabados más amables. La unión de estos pilares sobre los cuales se construye su proyecto responde a las nuevas tendencias en diseño e interiorismo, que ponen el foco en la cercanía y la comodidad del individuo. 

Espacio socializador

Los vestíbulos de la entrada se convierten en espacios dinámicos con múltiples usos, adquiriendo una importancia mayor donde se propician la socialización: la recepción de un hotel ha dejado de ser un lugar de paso y se convierte en un área que adquiere un valor experiencial. La necesidad de convertirlo en una zona que permita estos encuentros sociales se responde con un mobiliario que ofrece comodidad y funcionalidad y se transforma en una estancia más cálida y acogedora. De este modo, se transforman en espacios más versátiles que permiten al huésped abandonar su habitación para hacer uso de las áreas comunes, perfectamente acondicionadas para realizar cualquier otra actividad.

La tecnología reafirma el self

Sin lugar a duda, una de las tendencias más tangibles y evidentes por lo que respecta al lobby es la incorporación de un mayor número de dispositivos tecnológicos que permitan la autonomía del cliente a la hora de hacer uso y de gestionar algunos servicios. Es por ello que el proceso del check-in tal y como lo conocemos actualmente, tenderá a ser sustituido por un dispositivo electrónico como una tablet y podrá ser realizado directamente por el huésped, mientras deja tiempo para el ocio, como tomar una copa, mientras se registra sentado.

La eliminación del mostrador

El hecho de convertirse en proyectos más amplios y ambiciosos permite que se creen áreas más espaciosas, activas y polivalentes. De este modo, se abre también con la intención de eliminar el tradicional mostrador delvestíbulo como símbolo de “romper con las barreras” entre el personal de la recepción del hotel y el cliente y tenderá a ser sustituido por largas mesas equipadas con alta tecnología. Así, se crea un formato de atención más directo, cercano y personal. Además, los dispositivos de auto check-in que se incorporarán en el lobby relevarán las funciones más operativas del recepcionista, por lo que podrá focalizarse en ejercer de anfitrión en el destino para el huésped.

Adaptabilidad sin dejar de lado el diseño

Es importante destacar la incorporación del mobiliario modular y móvil que permite que pueda moverse dependiendo de las necesidades del momento. Del mismo modo, también la iluminación adquiere adaptabilidad y flexibilidad con la incorporación de sistemas que permiten colocarse en función de lo que se precise.

Por lo tanto, en el lobby o los espacios comunes se apuesta por un mobiliario ligero que pueda adaptarse en diferentes configuraciones para crear distintos espacios; por ejemplo, durante el día, puede crearse un espacio acondicionado para el trabajo o el estudio junto a nuestros dispositivos y por la noche, un lugar en el que acomodarse en los sillones para disfrutar en compañía de una copa o un café.

Unificación de espacios

Cada vez más, las zonas exteriores e interiores del hotel se comunican, conectan y se abren la una a la otra. Las vistas panorámicas de la ciudad y las grandes cristaleras que se adentran al exterior permiten conectar mejor con el emplazamiento donde se encuentra ubicado el hotel. Además, se otorga mayor importancia a la transparencia como base en el diseño, en el sentido de poder ver lo que ocurre en el interior del hotel desde la vía pública.

Todos estos puntos se ven reflejados en los distintos proyectos recibidos en esta segunda edición del concurso Eurostars Hotel Lab, una iniciativa que apoya y premia la innovación en el área hotelera con el objetivo de mejorar la experiencia del cliente durante su estancia y da respuesta a la firma apuesta de la cadena por incorporar constantemente novedades en cada proyecto que lleva a cabo.

La habitación ganadora del primer concurso de diseño de espacios hoteleros de Eurostars Hotel Lab –que en esa ocasión retaba a diseñar el mobiliario de una habitación que respondiese a las necesidades presentes y futuras de los huéspedes– se encuentra disponible en uno de los hoteles de Eurostars Hotel Company.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus