Empresas Premium

por Hostelería comentarios
< Volver

Fernando del Valle Herrera, CEO-Cofundador Arditude, dedicado durante 25 a la dirección de RRHH, ofrece en este artículo una serie de recomendaciones para atraer y fidelizar el talento en el sector de la hostelería.

Si te dedicas a este sector tan apasionante como es la hostelería, te voy a dar una mala noticia, el mundo ha cambiado y las normas que lo rigen pertenecen al siglo XX. Las personas que necesitas para tu negocio tienen unos intereses y una forma de pensar y vivir que es muy diferente a lo que conocemos aquellos que venimos de otro siglo y, además, hay que añadir una crisis demográfica sin precedentes en la historia de la humanidad.

Lo anterior nos está llevando a una crisis de candidatos para incorporarse a las empresas que afecta duramente a todos los sectores tradicionales, con un alto componente presencial, cuya causa es –me arriesgo a simplificar mucho– que lo que se ofrece no lo compra nadie. Son varios los motivos,unos generales y otros particulares para cada actividad, pero me voy a detener en la restauración.

Causas de la falta de personal para restaurantes

Desde los años 80, la restauración ha ido creciendo como un sector muy dinámico y atractivo para el capital por sus rentabilidades en forma de inversión directa (franquicias), que supone entre un 5 y un 12% de la venta o compra de los locales, que han pasado de representar de un 10% a un 20% de la misma por término medio. ¿Y los precios? Estos no han subido de forma significativa desde la llegada del euro..

Todo esto ha llevado a que la renta disponible para los trabajadores haya disminuido: no hay suficiente rentabilidad de forma general para poder destinar una parte a incentivos o mejoras salariales; y por otro lado, tenemos el problema de que hablamos de un sector "con mucha necesidad presencial": la demanda es muy heterogénea tanto a lo largo del año, como cada día de la semana y dentro de cada día. ¿Cuántas horas ineficientes pagamos durante el año?, todo para asegurarnos unas horas de cobertura a lo largo de la semana.

Entonces, ¿a qué se enfrenta una empresa o un emprendedor en este sector? A una legislación laboral que no responde a sus necesidades, escasez de trabajadores, alta rotación motivada por la llegada de personas cuyo perfil no están dentro de los puestos de éxito en hostelería y donde los profesionales cambian en busca de rentabilizar sus conocimientos con más salario o mejores turnos.  

Todavía hoy, el sector sobrevive por la llegada masiva de inmigrantes o del fracaso en el sistema educativo, pero esto tiene los días contados porque han entrado a jugar otros sectores, como el logístico, que compiten por el mismo caladero. El ejemplo lo tenemos en Europa, ¿qué ocurre en Holanda o Suiza? Han cerrado numerosos negocios o acotado los horarios por falta de personal. 

Atraer y retener a los empleados

Estoy convencido que este sector tiene capacidad de atraer y dar satisfacción a muchas personas, pero tenemos que escuchar y ofrecer respuestas individuales a los trabajadores dentro de esta legislación laboral obsoleta. No es posible una receta única, pero sí hay espacio para la mejora.

Algunas ideas que pueden ayudar: 

  • El tipo de contrato no es ni va a ser importante, lo que es importante es la flexibilidad en la prestación, donde una planificación nos ayudará a que los trabajadores puedan decidir cuando quieren trabajar y nosotros poder poner el precio de la hora que más interese al negocio. ¿Vale lo mismo la hora de un sábado por la noche o un lunes por la mañana en un restaurante de fin de semana?
  • Hacer una selección cuidada. Gastamos mucho en personas que cubren un puesto por una necesidad urgente, pero sabemos que no es donde deben estar, pagamos un coste muy elevado por una selección fallida. 
  • No nos tiene que dar miedo cerrar días y horarios que son muy ineficientes.
  • Tenemos que ser atrevidos en implantar en nuestro local el cobro de un 2% en propinas a todo el mundo (quien no quiera abonarla tendrá que expresarlo directamente).
  • Podemos ser capaces de administrar el tiempo de trabajo para tener largos periodos trabajo a cambio de acumulación del descanso, a voluntad del trabajador pero con salario estable.
  • Poder establecer sistemas de incentivos vinculados al éxito del negocio, diferenciando individualmente a los que más aporten. Los sistemas universales son un lastre cuando el éxito se esfuma, discrimina negativamente a los más productivos.
  • Ofrecer vivienda en lugares turísticos y de temporada.
  • Planes de formación: invertir o financiar y ofrecer tiempo para formación de calidad en el sector, con un compromiso de permanencia como hacen las telefónicas.
  • Pago semanal o diario a todos los trabajadores, es un sector que se lo puede permitir. Medida muy atractiva para los tiempos parciales.
  • Compartir trabajadores por temporada. Estos acuerdos entre empresas ayudan a la estabilidad; un ejemplo real es la colaboración Islas Baleares y las instalaciones de nieve en el Pirineo.
  • Utilizar toda la tecnología disponible para ayudar, simplificar, mejorar y sustituir tareas de menos valor.  

Y así podríamos seguir hablando de soluciones, pero lo más importante es que se ha creado un ecosistema negativo en el sector que debemos de revertir hacia un lugar donde los empresarios y responsables tienen la obligación de cambiarlo, dignificarlo y hacerlo atractivo. A corto plazo perderemos algo de rentabilidad, pero podemos convertirlo en un gran sector de paso para unos y para otros, los profesionales, que les permita vivir del mismo cómodamente.

Por tanto, lo más importante es dar “valor” a cada persona de forma individual, porque en sus manos y en sus ojos está nuestro negocio; seleccionemos, defendamos, y formemos a nuestros colaboradores, de manera que se sientan arropados, escuchados y “felices” en su trabajo.

Porque lo más duro está por llegar de aquí a los próximos 10 años, con la jubilación de toda una generación (baby boomers) que tenía otro concepto de trabajo.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.